Compartir
Publicidad
Publicidad

Los países hablan mucho pero no se ponen de acuerdo

Los países hablan mucho pero no se ponen de acuerdo
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las organizaciones internacionales y multilaterales siguen evaluando el sistema y las formas de mejorar lo que hemos hecho en el pasado y organizan reuniones para buscar consensos y soluciones compartidas. No siempre estoy de acuerdo con sus formulaciones y posibles soluciones pero es bueno que sigan buscando, ya que el análisis ayuda a llegar a las conclusiones correctas.

No obstante, aunque todos proclamen sus deseos y su disponibilidad para llegar a acuerdos, las reuniones que se organizan no suelen llegar a buen fin, es decir, a consenso generalizado, ya que los distintos países tienen sus objetivos, preferencias y prejuicios pero todos quieren sacar ventaja. En estas páginas hemos hablado de algunos de los recientes fracasos de potenciales acuerdos entre los distintos países, con casi todos de ellos hablando de la necesidad de colaborar a nivel mundial para que las economías salgan de las dificultades financieras con más solidez y crecimiento sostenible.

Mi compañero, Marco Antonio, acaba de hablar de un fracaso más en un artículo donde su título lo dice todo: “El FMI no logra acuerdo para intervenir en la “guerra de divisas”“.

Yo hable hace poco de lo difícil que es conseguir que los reguladores financieros se pongan de acuerdo en las normas para regular al sector financiero y dije lo siguiente sobre los acuerdos que buscaban:

Aunque estas normas son más rigurosas y sirven para protegernos mejor que antes de las irresponsabilidades de los banqueros, demasiados reguladores están pensando y pensando y pensando qué hacer.

Somos muy pocos los que hablamos de los culpables de verdad de la crisis, los políticos y los reguladores, por hacer su trabajo mal y tarde. Repito las palabras que citó con toda la razón mi compañero, Marco Antonio, de William McChesney Martin, presidente de la Fed entre 1951 y 1970:

un buen banco central previene el exceso especulativo retirando las bebidas alcohólicas antes de que la fiesta se anime demasiado

En teoría todos critican las actuaciones de los mercados financieros y de las entidades financieras y en teoría todos quieren cambios para que estos sistemas y entidades no nos pongan en peligro en el futuro, pero están haciendo poco o nada para resolver los potenciales problemas.

A ver si los distintos países que tienen sus objetivos, preferencias y prejuicios dejan de intentar sacar ventaja y colaboran. No sólo debe ser hablar de hacer algo y decir que quieren, bonitas fotos y bonitos pronunciamientos…¡blah…blah…blah!

Como dije hace poco, la verdad es que nos encantan las reuniones de trabajo, pues a los políticos también, y mucho.

En El Blog Salmón | El FMI no logra acuerdo para intervenir en la “guerra de divisas” y El BIS sigue esperando que todos los reguladores le sigan y Seguimos sin reconocer los culpables de la crisis

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos