Compartir
Publicidad
Publicidad

Los ricos deben más que los pobres

Los ricos deben más que los pobres
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La actual crisis es una muy buena oportunidad para que los catastrofistas, los pesimistas y los cortos de visión salgan a pronosticar el fin del mundo y de todos los que lo acompañamos, especialmente, del fin del sistema capitalista que, según ellos, ha fracasado.

Afortunadamente, aunque es verdad que hay dificultades y que muchos están sufriendo, hay buenas noticias también, si sólo las queremos ver. Una de estas buenas noticias es que las cuentas públicas de los países pobres han salido bastante mejor paradas que las de los países ricos.

Desde el principio y durante las actuales dificultades, en general, los países menos desarrollados han demostrado bastante más responsabilidad macroeconómica y no han seguido el camino del despilfarro que siguieron casi todos los países ricos.

Como vemos en el gráfico, basado en cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI), la deuda pública de los ricos está bastante por encima de la que tienen los países pobres y demuestra en números el camino bastante más responsable que han seguido los pobres en sus respuestas a la crisis financiera. Aunque hay muchas variaciones, dicen que los países ricos como grupo han llegado al 114% del PIB, comparado con el promedio del 35% del PIB para los países pobres. Hay muchas estadísticas que varian pero el mensaje general es lo que es.

En los próximos años, los países con peores cuentas nacionales tendrán que reorganizar sus cuentas (espero que sin obsesionarse) y, si no tienen cuidado, se cargarán la poca demanda que estamos viendo. Los países menos desarrollados están bastante mejor posicionados para salir de la crisis, aunque sus mercados en los países ricos están en peligro.

Viendo su camino más responsable, quizás debemos pasar las riendas del FMI a los países menos desarrollados para que ellos elaboren políticas económicas rigurosas y responsables y los impongan a los países ricos. Sería un cambio radical de lo que hemos estado acostumbrados desde que se fundó el FMI.

Vía | Economist (en inglés) En El Blog Salmón | La obsesión como política económica y Grecia reduce su gasto público, ¿quién le seguirá?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos