Publicidad

Menos hablar del artículo 135 de la Constitución y más del Pacto Fiscal Europeo
Entorno

Menos hablar del artículo 135 de la Constitución y más del Pacto Fiscal Europeo

Publicidad

Publicidad

Muchos partidos están hablando de derogar la reforma constitucional de 2011 que modificaba el artículo 135. Dicha reforma establece que los Presupuestos de las distintas administraciones públicas deben tender a ser estables en el largo plazo y el déficit estructural está limitado. Además fija el pago de la deuda como prioridad absoluta y por lo tanto un impago de la deuda no sería legal.

La modificación del artículo 135 de la Constitución fue aprobada con una amplia mayoría parlamentaria (sin referéndum) pero sigue habiendo mucho debate sobre si fue acertada. Pero casi todo el mundo ignora el Pacto Fiscal Europeo.

El Pacto Fiscal Europeo

El Pacto Fiscal Europeo es un tratado dentro de la Unión Europea que entró en vigor el 1 de enero de 2013. En España fue aprobado por ambas cámaras en junio de 2012 con una amplia mayoría parlamentaria.

Básicamente este pacto dice algo similar a lo que promulga el artículo 135 de la Constitución. El déficit estructural está limitado al 0,5% del PIB (el desarrollo del artículo 135 habla del 0,4% del PIB), limita la deuda pública al 60% del PIB en el largo plazo y establece sanciones para quien no cumpla.

Es posible no suscribir el pacto dentro de la UE. De hecho el Reino Unido y la República Checa no lo han hecho, pero entonces no tienen acceso al Mecanismo Europeo de Estabilidad (el MEDE o ESM) y por tanto si sus finanzas se deterioraran no podrían ser rescatadas como lo han sido Irlanda, Grecia, Portugal y España (aunque sólo el sector financiero).

Las sanciones por no cumplir este Pacto podrían llegar al 0,1% del PIB, que en el caso de España serían aproximadamente 1.000 millones de euros.

No estar en el Pacto es una mala idea

Hay varios motivos por los que no estar en el Pacto es una mala idea. Puede sonar bien, porque recuperas soberanía, pero la realidad es que el proyecto europeo es ceder soberanía para construir algo más grande (al igual que las ciudades ceden soberanía a las Comunidades Autónomas y al Estado).

Primero, no estar en el pacto es un riesgo enorme si estás en Euro, ya que no eres elegible para un rescate del MEDE. Y esto se traduce en un riesgo posible (que no logres financiarte y no haya un prestamista de última instancia, con lo que al no haber dinero hay que dejar de pagar a los funcionarios o pensionistas) y una consecuencia inmediata (los mercados te prestan más caro porque saben que existe un mayor riesgo de impago).

Salirse del Pacto Fiscal (y del artículo 135) implica que los costes financieros de España aumentarían. Nos tendríamos que gastar una parte mayor del Presupuesto en pagar intereses. Y si estamos en el Pacto pero no lo cumplimos están las sanciones... por no decir que estamos también rescatados por el BCE que está comprando deuda para rebajar los intereses, cosa que también acabaría si diéramos un portazo.

Pero lo realmente importante es que estabilizar las cuentas públicas es necesario. Es imprescindible. Otro tema son los tiempos para hacerlo, ya que la brusquedad crea recesión y paro, pero no se puede vivir siempre con dinero prestado. Esto no es sostenible y si queremos que nuestro Estado del Bienestar no estalle las cuentas deben ser sostenibles.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir