Compartir
Publicidad
Publicidad

Peligro: políticos sueltos

Peligro: políticos sueltos
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Javier J. Navarro, compañero editor de este blog, en los comentarios de su último post, ¿Vuelve el proteccionismo?, se preguntaba los motivos por los que no le extrañaba mi respuesta a las consecuencias en los mercados de las decisiones políticas. El intervencionismo suele tener esas cosas, pare monstruos, ya sean sus padres El Pingüino Bush u ObaTmaN. Lo puedes vestir de defensa de la nación, de la lengua, de los más débiles, de los arios o del lince ibérico, pero la intervención significa finalmente discriminación, privilegios e imposición de la ley del más fuerte (dedicado a todos aquellos que identifican la selva y el mercado, pero no le hacen ascos a estos privilegios tan sofisticados). Ejemplos hay muchos.

El Gobierno de la Comunidad Autónoma de Cataluña nos plantea un nuevo caso de hasta donde se puede llegar al sostenerla y no enmendarla: detectan que la Banca es renuente a financiar a adquirentes de VPO. Esto se debe a varios motivos: perfil socieconómico de buena parte de los adquirentes, garantía un tanto coja ante una posible mora dada el techo de precio que fija la normativa, margenes limitados, etc. En resumen, riesgo superior a la media en este ciclo económico y rentabilidad inferior. Conclusión; no financio ( apenas). Pero los malvados agentes del mercado no cuentan con la sapiencia de las autoridades catalanas, que son capaces de superar estas contradicciones, estas ineficiencias del mercado. El riesgo y la rentabilidad son conceptos caducos en el siglo XXI.

José Montilla, que de finanzas sabe la leche, analiza el asunto: si el problema es el riesgo, eliminemos el problema, que la Administración catalana se haga cargo de las VPO si los dueños no pagan. Se elimina el problema de la morosidad y se vuelven a colocar en el mercado restringido de demandantes de VPO. Coste 0, según los padres de la idea, ya que resultará fácil encontrar nuevos adquirentes para esas viviendas. Una muestra más de como la política, el Estado, esta muy por delante del mercado. Y colorín colorado este cuento se ha acabado.

Pues no. No se ha acabado. ¿Coste 0? Si como nos enseña la economía los recursos son limitados alguien pagará por esa decisión política. Si hay algo escaso hoy en los mercados es la liquidez, el dinero para prestar. Si la Administración se dedica a avalar a los compradores de VPO, dándoles las máximas seguridades a los adquirentes se esta privilegiando este destino para la liquidez de los Bancos. Se lo pensaran mucho antes de dedicar sus recursos a otros destinos, al mercado hipotecario privado o a la financiación empresarial, donde ni cuentan con esas garantías en tiempos turbulentos. Y si lo hacen, exigirán, como es lógico, un precio adicional en concepto de prima de riesgo frente a esta golosa alternativa de negocio fácil. ¿Alguien ve el coste 0 por algún lado? Yo lo que veo es que una vez más los mismos de siempre financiarán las bromas de los políticos y sus colectivos protegidos. Todo muy social, si señor.

Y lo peor de todo es que la crisis actual da carta blanca a las propuestas más desaforadas de gasto. Señores, vigilen sus carteras. Los políticos andan sueltos.

Vía|Expansión
En El Blog salmón|La vivienda en Bélgica, Aplicación de la Ley de Gresham a los sectores subvencionados
Imagen|Tomás Fano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos