Compartir
Publicidad

La privatización de Bankia tendrá que esperar, toda la información

La privatización de Bankia tendrá que esperar, toda la información
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La privatización de Bankia está haciendo sudar al Gobierno de España por las dificultades existentes en el mercado. Por ello, a finales del año pasado el Consejo de Ministros decidió ampliar a 2 años adicionales de margen para la desinversión en la entidad rescatada.

Según lo acordado, la fecha límite para la privatización de Bankia sería en diciembre de 2021. Y esta sería la segunda ampliación del plazo previsto para ejecutar la venta debido a que, la primera se aprobó en diciembre del año 2016.

Extensión de dos años para deshacerse de Bankia

El objetivo del Gobierno no es otro que sacar el máximo provecho a la participación que ostenta el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y ejecutar una estrategia de desinversión que conceda la mayor flexibilidad posible para adaptarse a las condiciones bursátiles.

Hasta ahora, se ha vendido una participación del 7,5% en 2014 y una participación del 7% en 2017. A día de hoy el FROB es el accionista mayoritario de la entidad, pues posee el 61,4% del capital de la entidad fruto de la intervención.

Este hecho contrasta con la voluntad de la Comisión Europea y el Banco Central Europeo que en el mes de octubre de 2018 instaron a ejecutar las desinversiones como plan para reforzar más el sistema bancario español, con la entrada de nuevos accionistas que pretendan posicionarse en el mercado español.

Se insiste tanto en la privatización de Bankia para incrementar la cuantía de las acciones que actualmente están en circulación en el mercado, lo que termina repercutiendo en una mejora de liquidez en el valor y facilita las siguientes operaciones de desinversión ya que existe una mayor capacidad de encontrar contrapartida en el mercado.

La estrategia para maximizar el valor de la entidad tras el rescate

El sector bancario español ha sufrido una profunda reestructuración desde el comienzo de la crisis en 2008. El número de entidades nacionales (grupos consolidados y entidades sin grupo, de propiedad nacional) ha pasado de 122, al comienzo de la crisis, a 65, en 2017, en un proceso de concentración del sector.

Si nos ponemos en antecedentes, desde 2009, las ayudas en forma de apoyo de capital han ascendido a 54.353 millones de euros en fondos públicos aportados por el FROB, siendo Bankia el mayor desembolso público. Desde la reestructuración del sector bancario español, una parte de estos recursos ha sido recuperada a través de reembolsos, venta o resolución de entidades.

Bankiaa

En 2017, el FROB diseñó una estrategia de integración entre las entidades de Bankia y BMN con el objetivo final de optimizar la recuperación de las ayudas públicas. Según los análisis de AFI, contratados como asesores externos, el mayor valor estimado para el FROB de una estrategia de integración de BMN y Bankia frente a la venta individual de las entidades sería de 401 millones de euros.

Las ayudas totales de BFA-Bankia-BMN fueron de 24.069 millones de euros, de los cuales se estima que se podrán recuperar 9.857 millones de euros. Es decir, según las actuales previsiones, el FROB vendería con unas pérdidas del 60%, lo que daría lugar a unos números rojos de 14.212 millones de euros.

Un mal momento que altera los planes

La situación actual bursátil es especialmente complicada y se ha volatilizado en los últimos meses. De hecho, en el año 2008 el Ibex 35 cerró con unas pérdidas del 15%, siendo el peor año en los últimos ocho.

Y si focalizamos este ejercicio en la entidad Bankia, podemos llegar a entender por qué el FROB no quiere apretar el acelerador de las ventas. En 2018, Bankia ha caído un 33,8%, siendo el tercer peor valor del selectivo por detrás de Mediaset y Sabadell.

Bank

Una estrategia de desinversión en un contexto de fuerte volatilidad desplomaría las cotizaciones aún más, por lo que el importe recaudatorio final sería sustancialmente menor frente a una desinversión en un entorno de baja volatilidad en la que el FROB pueda colocar paquetes de acciones, sin dañar la cotización y maximizar el importe recuperado.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio