Publicidad

Propuestas y consecuencias económicas en el manifiesto por la dignidad del 22m

Propuestas y consecuencias económicas en el manifiesto por la dignidad del 22m
34 comentarios

Publicidad

Publicidad

Este fin de semana hemos visto unas multitudinarias manifestaciones, la llamada marcha por la dignidad 22m. Los motivos de la protesta están claros, después de bastantes años de crisis la gente sigue sufriendo las consecuencias y no parece que los políticos sean capaces de resolver la situación.

Por tanto no es que yo comparta los motivos de las protestas, es que no entiendo a quien no las apoya. La situación en España para mucha gente es insostenible y lo raro sería que no hubiera manifestaciones de este estilo todos los días de la semana. Ahora bien, una cosa es que entienda y apoye los motivos para protestar y otra muy distinta es que comparta las propuestas económicas que plantean.

Pan, trabajo y techo

El primer lote de medidas es "pan, trabajo y techo". Y estoy básicamente de acuerdo con esto. El Estado tiene que garantizar a quien no pueda permitírselo comida y un techo en el que cobijarse. No quiere decir, claro está, que todos los españoles tengamos el derecho de comer y cenar en restaurante todos los días y tener una vivienda en propiedad.

El Estado debería tener un salario social suficiente para que nadie pase hambre y creo que esto más o menos lo hace, aunque con la colaboración de ONGs y quizá no deberíamos tener que apoyarnos en el voluntariado. Respecto a la vivienda soy partidario de que haya programas de alquiler social para quien no pueda permitirse otra cosa, pero nunca de vivienda en propiedad. El derecho a la vivienda no es, bajo mi punto de vista, el derecho a tener en propiedad una vivienda a precio inferior a la del mercado y a hacer negocio con la venta cuando pasen x años. Aquí tenemos mucho que mejorar.

Respecto a trabajo, estoy de acuerdo con que el Estado debe poner todos los medios para que sus ciudadanos tengan un puesto de trabajo, pero no estoy nada a favor de que sea el Estado quien deba dar trabajo a quien no lo tenga. Creo que ahora mismo el Estado ha desatendido sus funciones de lograr que España sea un sitio donde las empresas prosperen y creen puestos de trabajo.

En definitiva, con esta primera parte del lema estoy de acuerdo, aunque mi interpretación seguro que no es la más habitual. Si hay que pronunciarse respecto a "que el Estado nos proporcione comida, una vivienda en propiedad y un puesto de trabajo de por vida" estoy en desacuerdo, porque básicamente estamos ante un sistema Comunista (lo de la vivienda en propiedad no) que se ha demostrado en muchos lugares del mundo que no funciona. No digo que el capitalismo sea la panacea pero desde luego hay más ejemplos de prosperidad capitalista que de comunista.

No pagar la deuda ilegítima

En esta parte del lema discrepo bastante más. Hagamos un ejercicio con calculadora, muy sencillo. ¿Qué pasaría si mañana Rajoy decide declarar la deuda como ilegítima y dejar de pagar tanto los intereses como la devolución del capital prestado?

Lo primero, el déficit de 2013 todavía no se conoce, pero rondará el 7% del PIB, que son aproximadamente 70.000 millones de euros. Es decir, el Estado gastó unos 70.000 millones de euros más de los que ingresó. De estos, cerca de 40.000 millones fueron intereses de la deuda. Es decir, tenemos un desfase de 30.000 millones de euros. Esto es, aproximadamente, unos 82 millones de euros al día de desfase.

Si Rajoy decide no pagar la deuda tendríamos que recortar, de un día para otro, 82 millones de euros de gasto al día o lo que es lo mismo, 30.000 millones de euros al año. Es decir, recortes pero a lo bruto, no poco a poco como venimos viendo en los últimos años. ¿De verdad es eso lo que queremos?

Pero miremos un poco los Presupuestos del Estado. 30.000 millones es mucho dinero. Es lo que nos gastamos al año en prestaciones por desempleo, un 25% de lo que nos gastamos en pensiones, el 62% de lo que transfiere el Estado a las Comunidades Autónomas (básicamente para gasto en Sanidad y Educación)... ¿De dónde recortamos? ¿Eliminamos la prestación por desempleo? ¿Recortamos las pensiones en un 25% indiscriminado? ¿Recortamos más de Sanidad y Educación?

¿Sabéis por qué he mencionado las partidas más polémicas, las que cuando hay recortes la gente sale a la calle a protestar y no otras? Porque de las otras apenas hay donde rascar. ¿Defensa? 5.700 millones de euros es lo que nos ahorraríamos si desmanteláramos el Ejército (sin contar a la gente que se iría al paro). Y este es uno de los capítulos más grandes que quedan en los Presupuestos después de años de recortes.

Efectos de segundo orden de no pagar la deuda

Sólo hemos rascado de la superficie. ¿Qué pasaría si hiciéramos un impago? Lo primero, todos los bancos españoles quebrarían, ya que tienen mucha deuda española. Y el Estado no tendría dinero para rescatarlos ni para cubrir el fondo de Garantía, es decir, los ahorros desaparecerían. Las empresas dejarían de operar porque se han quedado sin liquidez y el paro se dispararía. Por cierto, si sube el paro sube el gasto (prestaciones de desempleo) y baja la recaudación (menos IRPF y menos IVA), con lo que hay que recortar ya que nadie nos presta dinero para financiar el déficit.

Además la UE seguramente nos echaría y tendríamos sanciones comerciales, con lo que exportar sería muy complicado. Más paro. La mala reputación afectaría al turismo. Nuestro mejor sector se estrella y... más paro. Nos echarían del Euro y o bien nos convertimos en un país sin moneda (no es muy buena idea que fijen la política monetaria sin contar contigo, en la década pasada no nos hacían mucho caso y mirad lo que pasó) o emitimos nueva moneda y se desploma con lo que lo poco que hayamos logrado salvar no sirve de mucho.

Tenemos un país de referencia de todo esto y es Argentina. Cuando hizo el default, corralito, se desligó del dólar, etc. el país cayó en la miseria. Si lograron levantar algo la cabeza (y no les ha durado mucho) fue porque tienen materias primas que exportar, cosa que nosotros no.

En definitiva... una mala idea

Hacer un default en esas condiciones me parece una pésima idea, es condenar al país. Hundirlo en la miseria. Y no creo que nadie que sepa las verdaderas consecuencias se lo platee realmente. Sería empezar de cero, sin nada y con todo en contra.

Puedo entender que quien no tiene trabajo, no tiene ahorros y le embargan la casa piense que en su situación nada puede ir a peor y que si la culpa la tiene que el Estado está muy endeudado es mejor que hagamos saltar todo por los aires con un default. Pero también hay que entender que eso lo que haría es que la media de los españoles se encuentren más cercanos a su situación y no al revés. Y que para prosperar de esa situación tan miserable en la que se encuentra lo ideal es que España mejore, pues es más fácil prosperar cuando el entorno está bien que cuando está mal.

En El Blog Salmón | Pan, trabajo, techo y no pagar la deuda ilegítima; las marchas por la dignidad del 22M Imagen | Fernando Jiménez Briz

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir