Compartir
Publicidad

Rascacielos y crisis

Rascacielos y crisis
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace tiempo comenté que los rascacielos suelen ser indicadores de las crisis económicas. Hoy buscando sobre el tema he visto que hay quien estudió esto en más profundidad, por lo que me ha parecido que merece la pena retomar el tema ahora que se ha finalizado el Burj Dubai.

Creo que ya hemos comentado varias veces la mala situación del emirato, pero me gustaría irnos a un enfoque más cercano. En España ya tenemos finalizadas las cuatro torres en Madrid y la torre Agbar en Barcelona. Justo en un momento en el que la economía está mal y va empeorando.

Tiene sentido que los rascacielos sean indicadores de una crisis económica, ya que la exuberancia puede hacer creer a los agentes que pueden llegar más alto de lo que nunca nadie ha llegado antes. Citius, Altius, Fortius, dijo Coubertain.

No obstante, si miramos en profundidad, la construcción de un rascacielos no nos ha de hacer huir de la bolsa como si nos persiguiera un rinoceronte, ya que no necesariamente implica una caída de los mercados. Es cierto que las cuatro torres se finalizaron durante la crisis, es cierto que el Hotel Arts de Barcelona y la Torre MAPFRE se finalizaron en 1992, pero también hay ejemplos de rascacielos que no han precedido inmediatamente a ninguna crisis.

La Torre Picasso se finalizó en 1988, la torre Agbar en 2004 y el Gran Hotel Bali de Benidorm (el hotel más alto de Europa) se finalizó en 2002. Si nos vamos a nivel mundial podremos encontrar otros muchos ejemplos. El Taipei 101 se inaguró en 2004, el Burj Al Arab en Dubai es de 1999 y el Q1 de Australia es de 2005. Ninguno de ellos parece estar trayendo una recesión por el exceso de confianza en el futuro.

Es decir hay excepciones, la construcción de una supertorre no significa que los mercados se van a desplomar. Según un estudio del instituto Ludwig von Mises, la construcción de rascacielos se puede utilizar como indicador de hacia donde van a ir las economías, aunque el estudio reconoce que hay excepciones.

Pregunta a los lectores ¿predicen los rascacielos las crisis económicas y financieras?

En El Blog Salmón | La locura adrenalínica por los rascacielos Más información | El Economista

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos