Compartir
Publicidad

Reforma de las pensiones: más de lo mismo

Reforma de las pensiones: más de lo mismo
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de seis meses de negociaciones por fin se ha llegado a un acuerdo entre los agentes sociales para la reforma de las pensiones. La reforma introduce algún incentivo a los que se jubilen más tarde de los 65 años, endurece las jubilaciones parciales y modifica ligeramente las pensiones de viudedad. Además aumenta hasta 15 años el mínimo cotizado para tener derecho a pensión.

Todas las reformas que hemos visto hasta ahora y veremos en el futuro van encaminadas a evitar el futuro colapso del sistema público de pensiones cuando se jubile la gente nacida en los años 60-70, conocido como el baby boom. Pero yo creo que dichas reformas están mal encaminadas.

El sistema público de pensiones se basa en que los trabajadores actuales pagan las pensiones a los jubilados del momento. Para que esto sea sostenible tiene que haber muchos más trabajadores que jubilados. Es una premisa básica. El problema es que la natalidad de la gente nacida durante el baby boom fue muy alta y no se ha vuelto a repetir. Por tanto cuando esa generación se jubile no habrá suficientes trabajadores en activo para mantener el sistema de pensiones. De momento con la inmigración se podrá retrasar el problema. Pero en el fondo el sistema en sí es insostenible, ya que si aumentaramos tanto la población con inmigrantes para pagar las pensiones luego habrá que aumentarla aún más para pagar las pensiones a la primera generación de inmigrantes que se jubile.

Una posible solución es que los trabajadores en activo dejen de pagar las pensiones a los que están jubilados en la actualidad, y que sus contribuciones a la seguridad social pasen a un fondo gestionado por el Estado. Cuando se jubilen, el Estado les irá devolviendo el dinero que ahorraron forzosamente, teniendo así una pensión. Para la gente que no haya logrado cotizar suficiente para tener una pensión mínima para sobrevivir o se le agote su dinero debido a una extraordinaria longevidad se destinaría una partida que saldría de los impuestos (para eso están, redistribuir la riqueza). También se podrían usar para esa tarea los excedentes de dinero cotizado de la gente que no llegue a agotar su pensión (aunque aquí podría haber un interesante debate sobre si el Estado debería darle el dinero excedente a sus herederos).

El problema de este sistema es la implantación. Si se aplicara ahora mismo, ¿qué pasaría con la gente que actualmente cobra una pensión y sus contribuciones pasadas se usaron para pagar las pensiones de otros? La solución es un endeudamiento del Estado de forma transitoria. El endeudamiento y la situación económica de España son suficientemente buenos para al menos planteárselo.

Esta solución a la larga es sostenible y acabaría con el problema de un sistema de pensiones que necesita un crecimiento constante de la población y al que le sienta mal que se alargue la esperanza de vida.

Vía | El Mundo En El Blog Salmón | Lo negativo de una vida más larga, La edad de jubilación más lejos y búsquedas con el término "pensiones"

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio