Compartir
Publicidad

Standard & Poor's castiga a Japón por su enorme deuda pública

Standard & Poor's castiga a Japón por su enorme deuda pública
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La agencia de calificación Standard & Poor’s, ha rebajado la calificación de la deuda nipona de AA a AA-, producto de la creciente deuda pública de Japón, ver gráfica. El país del sol naciente ha llegado a un punto crítico donde el nivel de deuda pública supera dos veces el PIB del país, y arriesga perder la confianza de los inversionistas si no logra llegar a un acuerdo sobre cómo contener el endeudamiento. Esta es la primera rebaja que sufre Japón desde el año 2002.

La baja refleja la opinión de que el costo de la deuda pública subirá y así lo refleja el desplome del yen frente al dólar que ayer cedió 1,2% para situarse en 83,12 yenes por cada billete verde. Para evitar un acentuamiento de la crisis el gobierno se verá obligado a introducir una reforma radical al sistema tributario que incluirá un alza en el impuesto al consumo del 5%.

Japón no tiene dificultades para financiar su déficit y no hay señales de que pueda enfrentar una crisis de deuda soberana en el futuro próximo. El bono de referencia del gobierno nipón a diez años se transa a un rendimiento de 1,25%. Sin embargo, el ministro de Política Económica y Fiscal, Kaoru Yosano, advirtió que estaría mal asumir que este ambiente benigno continuará indefinidamente. Como Kaoru Yosano señaló a Financial Times la semana pasada: Japón se encuentra en un punto crítico.

La profunda recesión en la que se hundió Japón en 2008 ha empeorado dramáticamente su ya crónico déficit fiscal. Los pasivos a largo plazo llegaron el 2010 al 198 por ciento del PIB, y la deuda de corto plazo se eleva al 204 por ciento del PIB (ver gráfica). Los problemas de Japon, son potenciados, además, por el envejecimiento de la población. Sin embargo, Japón tiene una ventaja en relación a los países occidentales: la totalidad de sus pasivos están en manos de acreedores internos. Por tanto, la gran diferencia que tiene con países como Grecia o Estados Unidos, es que no debe pagar intereses al extranjero.

Pero esto no quita que el país pueda tener problemas. A medida que la población envejece rápido, más gente puede requerir sus ahorros y obligar al gobierno a absorber la inversión extranjera. Y esto aumentaría los costes de financiación del gobierno. Se trata de una cruda advertencia que Japón debe saber manejar para evitar que su economía se deslice por el barranco.

Más información | Financial Times
En El Blog Salmón | Deuda pública de economías avanzadas permanecerá durante dácadas, Japón en la cuerda floja: población envejece y deuda aumenta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio