Compartir
Publicidad

Telefonía móvil y tercer mundo

Telefonía móvil y tercer mundo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vía Enrique Dans llegamos a otro artículo relacionado con la telefonía móvil y sus diversas utilidades, en este caso de mano de Associated Press, Cell Phone Use Changes Life in Africa . En él se cuenta como los teléfonos móviles están cambiando la vida diaria de un gran número de africanos, haciendo, en resumen, su vida más sencilla.

El ejemplo tradicional en estos casos es el agricultor, pescador o fabricante que puede acceder a la información de los mercados cercanos y saber cual es el mejor lugar para ofrecer sus productos. Datos a los que antes no podía acceder simple y sencillamente porque las líneas fijas tenían serios problemas en aquellos países: dificultad a la hora de darse de alta, con caídas constantes de la línea por mal mantenimiento, inundaciones o incluso el robo del cableado. La telefonía móvil ha cambiado todo este panorama acercando el servicio a aquellos que más lo necesitan y creando una nueva economía que se escapa incluso de los usos que se pensaron inicialmente. Así en países donde el pago de pequeñas cantidades a través de bancos es excesivamente caro, se ha creado un mercado en el que se transfieren minutos de llamada de un móvil a otro a través de mensajes de texto, como auténtica moneda de cambio.

A futuro, a medida que la utilización de los móviles se generalice, irán apareciendo nuevos modelos de negocio, algunos ya en funcionamiento en los países desarrollados, pero con distintos niveles de éxito. No es de extrañar, por ejemplo, que en los países asiáticos menos desarrollados el pago a través de móvil se convierta en algo habitual, simple y sencillamente porque la tasa de penetración de los TPVs es muy reducida, mientras que los móviles están inundando las ciudades y pueblos. En todo este desarrollo la postura que tomen los gobiernos también tendrá mucho que decir. Las grandes empresas de telecomunicaciones tienen como uno de sus objetivos reducir los precios al máximo para poder acceder a los países más pobre. Los terminales básicos han pasado de costar 50 dólares a principios de 2004 a menos de 30 en estos momentos y el servicio, entre otras razones gracias a las economías de escala, se puede ofrecer con costes unitarios cada vez menores. Frente a ello, los impuestos cargados por los distintos gobiernos comienzan a ser cada vez una barrera de adopción más clara. Los gravámenes aplicados incluyen desde el impuesto sobre el valor añadido, como impuestos especiales para la importación de teléfonos, o los que cargan su utilización. Un producto goloso ya que se pasa a las compañías la labor de recaudar los impuestos y suponen grandes ingresos para las arcas del estado. La duda está en que rango situar estos impuestos, cuando esos mismos gobiernos dicen estar intentando reducir la “brecha digital” y cuando varios estudios calculan que una bajada del uno por ciento en el impuesto sobre el valor añadido en estos servicios supondría un dos por ciento de aumento en la tasa de penetración de los mismos. ¿Ingresos hoy o mayor desarrollo y un posible aumento en los impuestos del mañana?

Más información | GSM Association Press release

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos