Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Y si cambiamos el punto de mira?

¿Y si cambiamos el punto de mira?
Guardar
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es un tanto cansino escuchar por todas partes que no podemos subir los salarios, ni mejorar las condiciones laborales de nuestros trabajadores porque eso nos haría menos competitivos, y que la única manera de serlo es reduciendo salarios, prestaciones sociales, lo que nos lleva a competir con países como Portugal o incluso Marruecos.

Sin duda es el camino más fácil, un despido no requiere un gran desembolso (menos aún si cada vez salen más baratos), bajar los salarios siempre es un ahorro inmediato, si podemos tener al trabajador 10 horas por el precio de 5, por muy poco productivo que sea, algo hará en esas 10 horas. ¿Qué tal si cambiamos el punto de mira y empezamos a mirar a Alemania, por ejemplo?

Partiendo del mismo nivel de paro al inicio de la crisis, España está ahora superando el 20% de la población activa en situación de desempleo y Alemania en el 7,1%. ¿No podemos importar sus fórmulas? ¿Es imposible parecernos a ellos?

Nuestra lacra parece ser que nuestra masa laboral tiene poca formación, como si en España no hubiera más que obreros y camareros, cuando una buena parte de los titulados universitarios jóvenes no tienen trabajo, y si lo tienen está tan mal remunerado que prefieren borrar sus títulos del currículum y trabajar de camareros, o emigrar a países en los que se reconozca su valía, como Alemania.

De todas formas, ante un problema de falta de formación, (que lo hay en muchos ámbitos) ya estamos tardando en ponerle remedio, y eso se hace desde el gobierno, con una política en materia de educación consensuada entre todas las fuerzas políticas (que no vaya cambiando con cada cambio de gobierno) y lo más homogénea posible en todo el territorio (no sirven de nada 17 planes de estudio diferentes que apenas comparten un 20% de materia común).

Otra cosa en la que podíamos mirar a Alemania es como se administran las competencias del estado, buscando el bien común primero, una base que fortalezca al conjunto por encima de políticas regionalistas que sólo consiguen acentuar las diferencias entre las autonomías, dando como resultado el mapa que nos presentaba el otro día Remo en estas páginas. Está más que comprobado que no sirve de nada una política de subsidios y subvenciones para las zonas más deprimidas, pues acaban haciéndose adictas y dependientes de esos subsidios que cuando desaparecen o disminuyen, ponen de relieve la mala situación subyacente.

Alemania con unos salarios más elevados que España, tiene un nivel de exportaciones envidiable, será que los altos salarios no les impiden ser competitivos, ¿y a nosotros nos lo impedirían? Me gustaría saber porqué, he escuchado algunas razones, pero me resisto a creer que no hay manera de cambiarlas:

  • Nuestra mano de obra está poco cualificada. Habrá que hacer algo para poner remedio a eso (cursos de formación en las empresas o mejoras en la formación profesional)
  • No podemos competir en calidad con los productos alemanes. ¿No?,¿en serio? ¿acaso ellos disponen de materiales que no están a nuestro alcance? ¿no somos capaces de establecer unos criterios de calidad más exigentes?
  • Nuestros empresarios buscan el beneficio a corto plazo. ¿No hay forma de cambiar eso? Se me ocurren impopulares medidas para hacer cambiar eso, incentivar la reinversión de los beneficios a corto en Investigación y desarrollo, por citar alguna suave.
  • Somos poco productivos. Eso es bastante discutible y hay informes oficiales que dicen que no somos tan poco competitivos como algunos nos quieren hacer creer.
  • Si subimos los salarios habrá que subir los precios lo que nos dificultará las exportaciones. Sin duda, si lo que ofreces es calidad media baja y le subes el precio venderás menos, haz que la calidad aumente y cambia el cliente objetivo.

¿En serio no es posible que intentemos parecernos a Alemania? ¿Que nos fijemos el objetivo de competir con ellos? ¿Si queremos competir con BMW lo vamos a hacer con un Dacia? No, porque juegan en distintas ligas. Hace muchos años teníamos los Pegaso, que estaban al nivel de los Ferrari, lo que demuestra que no es que no podamos, es que ni nos lo planteamos.

En El Blog Salmón | ¿Y si subieran los salarios?
Imagen | Fran Carreira

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos