Compartir
Publicidad

Grandes tecnológicas siguen plegando velas con el teletrabajo... ¿Qué está pasando?

Grandes tecnológicas siguen plegando velas con el teletrabajo... ¿Qué está pasando?
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Algo está ocurriendo con el teletrabajo en las grandes empresas tecnológicas. De ser la forma de organización laboral del futuro, con grandes ventajas y ahorros de costes económicos, ha pasado a ser desechada por algunos gigantes. El primero que abrió la ‘caja de Pandora’ fue Yahoo con su movimiento de centralizar a todo su equipo en unas mismas instalaciones. Después fue la española Telefónica que aplicó un fuerte recorte a esta fórmula. Y ahora se sube a este carro Hewlett Packard.

El pasado mes de marzo, Aurelio dedicaba un artículo en estas mismas líneas a destacar las bondades del teletrabajo. Conciliación, ahorro importante en la estructura de costes, posibilidad de mayor expansión geográfica... Sin embargo, tras los últimos movimientos que para muchas grandes compañías que, en su día, fueron pioneras en su implantación pesan más los inconvenientes.

La justificación de Yahoo la dio su propia CEO, Marissa Mayer, tras la sorpresa mayúscula que causó su decisión. “La gente es más colaborativa e innovadora cuando están juntos. Algunas de las mejores ideas vienen de debatir juntos dos ideas diferentes”. La consecuencia fue la reorganización de los trabajadores en una única sede en la ciudad de Nueva York.

En el caso de Telefónica, fue en julio cuando se conoció el importante recorte que había emprendido la ‘teleco’ española: una reducción de más del 60% en el número de teletrabajadores. En un año pasó de casi 1.900 empleados desde casa a casi 700. La imposibilidad, según la firma, para medir los resultados y el desempeño era lo que hizo que se tomara la decisión.

Y a estos dos gigantes se une HP, tal y como publicaba ayer el portal AllThingsD. La justificación es casi calcada a la de Yahoo: “Nos ayudará a crear un esfuerzo de trabajo más conectado y dirigido a una mejor colaboración e innovación”. No es una prohibición expresa pero sí que se trata de un endurecimiento de las condiciones para aceptar el teletrabajo entre su plantilla.

Ninguna da cifras económicas que, verdaderamente, sustenten sus decisiones. No hay estadísticas sobre si existen bajadas importantes de productividad en su plantilla o sobre si la colaboración en la empresa se hace más difícil. Pero resulta, cuando menos, significativo que tres grandes empresas tecnológicas como estas estén dando pasos atrás en su política de trabajo a distancia.

En El blog Salmón | El teletrabajo es el futuro, Teletrabajo, ¿será este el año del despegue? Imagen | sporras

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio