Compartir
Publicidad
Publicidad

20 aniversario del crash del 87

20 aniversario del crash del 87
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

No llega al nivel del asesinato de Kennedy, la llegada del hombre a la Luna o el ataque contra las Torres Gemelas del 11S. Al menos para el público en general. Pero para los actores de los mercados financieros, aquel 19 de octubre de 1987 tiene un significado similar: el día en que muchas cosas se tambalearon.

Aquel día, el índice Dow Jones cayó un 22,6% provocando un pánico a gran escala en los mercados financieros en todo el mundo, que reaccionaron con caídas de similares o mayores dimensiones. Una situación geopolítica complicada, la finalización de un periodo de expansión de la economía, las consiguientes luchas en términos macroeconómicos para defender las economías (afectando a tipos de cambio y tipos de interés) agravados por el sistema de trading de la época (hay quien dice que los sistemas automáticos de trading contribuyeron a agravar la crisis) confluyeron en un mismo día para provocar el crash. Desde entonces hemos asistido a otros desvanecimientos del mercado que, a pesar de su importancia, no han llegado al nivel de aquel Lunes Negro: la explosión de la burbuja .com en marzo de 2001, los días posteriores al 11S, los "sustos" de los mercados asiáticos como los producidos en el pasado febrero, la reacción a la crisis de las hipotecas subprime en julio de este mismo año... todos son ejemplos de "mini-crashes", aunque los expertos consideran que es difícil que se pueda llegar a producir otro de gran magnitud como el mencionado.

Y es que los mercados se han dotado de protecciones frente a sucesos similares, activando alarmas que, ante bruscas caídas de los índices, permiten echar el cierre de las transacciones lo cual ayuda a, cuando menos, serenar los ánimos. Y los bancos centrales han asumido más que nunca su papel tranquilizador de los mercados, por lo que ante situaciones similares ponen en marcha reacciones que contengan el potencial impacto que la crisis financiera pueda tener sobre la economía real.

Así pues, sería raro que las tendencias bajistas de los mercados se volviesen a concentrar de una forma tan significativa en un solo día como ocurrió ahora hace 20 años. Lo cual no quiere decir que estemos inmunizados ante un proceso de descensos continuados: pero en vez de días negros, tendremos que hablar de semanas negras, o de meses negros.

Vía | CNN Money Foto | Terrapin Flyer

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos