Compartir
Publicidad

Cae tercera ficha del Espirito Santo

Cae tercera ficha del Espirito Santo
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El derrumbe del imperio financiero del grupo Espirito Santo comienza a materializarse. Tras la caída del Espiritu Santo International Group, ayer se declaró en quiebra Rioforte, la mayor empresa privada de Portugal, que tiene más de 10 mil empleados e incluye redes en Brasil y Mozambique (antiguas colonias de Portugal, lo que da cuenta de los lazos históricos del grupo). La nueva quiebra del holding la protagoniza ahora Espirito Santo Financial Group. El grupo financiero se ha declarado en bancarrota dado que no puede pagar ni la deuda ni los intereses. Esta rama del holding tiene una participación del 20 por ciento del banco privado más grande de Portugal.

Con esta tercera quiebra en una semana el grupo queda totalmente desmembrado. Como informa Bloomberg, la sociedad financiera de cartera ya no podía cumplir con sus obligaciones de pago y debió optar a la protección de acreedores bajo la Ley de Luxemburgo. Como hemos apuntado aquí y aquí, el grupo financiero es presa de la iliquidez y la insolvencia, e incapaz de pagar los intereses de su deuda.

Espirito Santo International posee el 100 por ciento de Rioforte, que posee a su vez el 100 por ciento de Espirito Santo Irmaos SGPS SA. Esta compañía es propietaria de 49 por ciento de ESFG, propietaria de la participación en la entidad crediticia de Banco Espirito Santo. Grupo Espirito Santo incluye empresas vinculadas a la familia Espirito Santo, descendientes del fundador del banco. Espirito Santo Financial Group tiene una participación del 20 por ciento en el Espirito Santo Bank, el mayor banco privado de Portugal, con la participación del francés Credit Agricole. A través de las extensas redes internacionales del Banco, este golpe no tardará en producir efectos en el mercado bancario europeo.

Los golpes a este holding no terminan solo en las quiebras. Ayer fue inculpado el ex patriarca y jefe de la BES, Ricardo Salgado, por un posible fraude en un escándalo de lavado de dinero a nivel nacional. La matriz del imperio financiero se encargó de disfrazar miles de millones de euros en pérdidas aplicando los instrumentos de la contabilidad creativa. El Presidente portugués, Pedro Passos Coelho advirtió que los problemas podrían ser sistémicos: "No podemos ignorar que esto tendrá un duro impacto en la economía real".

En El Blog Salmón | El temido efecto dominó en la crisis del Espirito Santo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio