Compartir
Publicidad

Invertir en mercados emergentes

Invertir en mercados emergentes
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay veces que se nos olvida que vivimos en una economía global y que tenemos el mundo virtualmente en la punta de los dedos. Me atrevería a decir que lo que hacemos con los teclados a través de Internet cada vez es menos virtual y más real.

¿A qué viene este comentario? Llevo varias semanas conversando con pequeños inversores y siempre sale el mismo tópico: El ladrillo está en las últimas, pero es que la bolsa está en máximos históricos, no parece probable que vaya a subir mucho más...¿Pero cuál bolsa? ¿Acaso no podemos invertir en valores de todo el mundo, o es que sólo nos vemos capacitados para comprar en el Ibex35?

Los mercados emergentes no parecen ser una mala opción, con China a la cabeza. Sin embargo no es fácil acudir directamente a estos mercados, ya que la información disponible sobre las empresas chinas que cotizan en Hong Kong o Nueva York no es especialmente clara. En estas condiciones, posiblemente la mejor opción para los inversionistas individuales sea acudir a fondos gestionados. Precisamente en estos días se anuncia que IBM y Lehman Brothers han creado un fondo conjunto para invertir en la "transformación financiera y empresarial de empresas chinas". Lo que no me queda claro con la nota de prensa que ha circulado es si se trata de un fondo abierto a inversores privados o una iniciativa cerrada de estas dos compañías. En paralelo, IBM y Citigroup se hacen con el 85% del banco Guangdong Development Bank (GDB), otro paso para acercarse financieramente a este mercado. La operación podría tener ciertas trabas ya que la regulación china no permite más del 25% de participación de empresas extranjera, pero esta limitación debería desaparecer a finales de año con la entrada de China en la organización mundial del comercio (OMC).

Intel ya hizo lo propio el año pasado con un fondo para invertir en empresas tecnológicas locales. El objetivo, claro está, es doble: Obtener rentabilidad de sus reservas y, por otro lado, asegurarse proveedores baratos y de calidad en el futuro inmediato. Y mientras tanto, las calderas chinas siguen a pleno rendimiento, y sus necesidades energéticas van a la par (ya lo decíamos nosotros).

Vía | Europa Press, El Pais, Yahoo, Invertia

Más información | En el blog salmón

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos