Publicidad

La CE describe cómo quiere que sea su impuesto sobre transacciones financieras

La CE describe cómo quiere que sea su impuesto sobre transacciones financieras
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

La Comisión Europea (CE) nos trae su propuesta de las modalidades necesarias para hacer efectiva la política anunciada de introducir un impuesto sobre transacciones financieras (ITF) la llamada Tasa Tobin, en los once Estados miembros que han expresado su interés en participar en la introducción de este impuesto. Proyectan que, suponiendo que no existen evasiones importantes (mucho pedir), generarán ingresos anuales de entre 30.000 a 35.000 millones de euros.

Se han propuesto gravar sólo las entidades financieras, aunque no sus actividades financieras derivadas de sus negocios tradicionales, y no a personas físicas, a empresas, a gobiernos o a entidades gubernamentales, como los bancos centrales. Como dice la CE "Las hipotecas, los préstamos bancarios, los contratos de seguros y otras actividades financieras normales efectuadas por personas físicas o pequeñas empresas no entran en el ámbito de aplicación de la propuesta." Con los palos mediáticos que están recibiendo los bancos de forma habitual, cualquier palo financiero está bien visto.

Bien recibido para que los políticos puedan desviar nuestra atención de lo que realmente han estado haciendo todos estos años. Por una parte participan en las críticas, pero cuando llega el momento de culpar, de cobrar y de hacer a los banqueros responsables de sus acciones, estos mismos políticos se doblegan. Banqueros piden ayudas billonarias y las reciben, piden sin condiciones y lo reciben, piden mantenerles en sus puestos y lo reciben, piden amnistías y las reciben, piden que los rescates a los países sean como quieren y lo reciben, y un gran etc. Sólo tenían y tienen que proclamar que son 'too big to fail' y que sería el fin del mundo financiero y las arcas del pueblo se les abren.

Como se habló en el Concepto sobre el tema, este impuesto no es tan simple como anunciar un nuevo impuesto y recaudar caja y hay bastante hipocresía en los dos lados. Los que apoyan esta medida suelen alardear del poquísimo porcentaje que se está cobrando y que un porcentaje tan pequeño ni se notará en el contexto de los grandes beneficios de la banca. Por otra parte, alardean de los miles de millones que se podrá recaudar. Al final, no se puede alardear de lo poco que cuesta y de lo mucho que recauda, ya que es lo mismo. Si recaudan entre 30.000 a 35.000 millones de euros el costo será entre 30.000 a 35.000 millones de euros y el ingreso será entre 30.000 a 35.000 millones de euros, ni más ni menos.

Estos gastos adicionales, como suele ser con los gastos, se cobrarán a los consumidores que, como no verán la conexión directa entre el impuesto y su mayor coste, estarán encantados viendo que los bancos reciben una palo, ya sería hora pero me temo que no será con este impuesto tampoco.

En El Blog Salmón | La nueva tasa a los depósitos bancarios; en vigor a partir de 2013 y Luz verde a la Tasa Tobin: España se une a la fiesta

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir