Compartir
Publicidad

Manuel Conthe o el arte de "regular"

Manuel Conthe o el arte de "regular"
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El máximo responsable de la CNMV está muy preocupado por el uso de información relevante que pueden hacer las compañías que cotizan en bolsa. No sólo eso, Manuel Conthe, está muy preocupado por velar como regulador por el cumplimiento estricto de la Ley del Mercado de Valores. Y para calmar ambas preocupaciones, que mejor que enviar una carta a las sociedades cotizadas y a la Asociación de Directivos de Comunicación en la que muestra su intención de realizar un control previo de los flujos de información entre las empresas y estos colectivos.

Dicho de otra forma, el Sr. Conthe quiere que la CNMV esté enterada y al corriente de todo lo que las compañías cotizadas hablen con los analistas, los inversores y los medios de comunicación. Según la carta, "la CNMV desea efectuar ciertas recomendaciones sobre la celebración de reuniones informativas y teleconferencias con analistas, inversores y medios de comunicación", para hacer compatible la "necesidad" de difusión de información por parte de las sociedades con la "prohibición que la Ley del Mercado de Valores establece sobre la difusión selectiva de información relevante", es decir, sobre la práctica del uso de información privilegiada.

En conceto, y de acuerdo a la polémica carta, "las sociedades planificarán las reuniones y, en especial, el turno de preguntas, con el fin de evitar que al responder de forma improvisada a preguntas inesperadas, los directivos de la sociedad revelen información de trascendencia". Asimismo, las compañías tendrán que comunicar todos sus eventos a la CNMV "al menos con dos horas de antelación", detallando "objetivo, lugar, fecha y hora de la reunión, así como los medios técnicos" para que cualquier interesado pueda seguirla en directo.

Las reacciones no se han hecho esperar, y mientras la Asociación de la Prensa de Madrid ha encargado un dictamen jurídico sobre las pretensiones de la CNMV, entre las empresas cotizadas, la misiva de Conthe ha desatado también numerosas críticas.

Es curioso el anuncio de esta medida el mismo día en el que se cumple un mes desde que la Audiencia Provincial de Madrid archivara el caso abierto contra César Alierta, por haber cometido un presunto delito de uso de información privilegiada durante su mandato en Tabacalera, del que habría obtenido un beneficio de 1,86 millones de euros.

Y me pregunto yo, ¿se habría impedido el presunto delito de uso de información privilegiada del Sr. Alierta si la CNMV hubiera puesto en marcha la iniciativa de Conthe unos años atrás?

Vía | El Mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos