Compartir
Publicidad

'Papá' muestra la intención de ahorrar, mientras sus 'hijos' la ignoran

'Papá' muestra la intención de ahorrar, mientras sus 'hijos' la ignoran
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

 

Tal y como les anunciamos hace unos meses en estas páginas, las autonomías que conforman el Estado español han comenzado a emitir deuda por su parte, engordando aún más los compromisos financieros, al dejar más grifos abiertos por donde escapan los dineros públicos, y complicando la política de reducción del déficit fiscal que pretende llevar a cabo el gobierno de la nación.

El porqué de esta decisión por parte de las Comunidades Autónomas, lo podemos encontrar en la reducción de la financiación que perciben estas a causa de la intención del gobierno central en racionalizar y aumentar la eficiencia asignativa del gasto, o tal vez, y a pesar de ello, encontramos a muchas autonomías que conocedoras de esta situación, pretenden perpetuar en el tiempo la época de holgados presupuestos y ‘alegría económica’.

Este problema presenta dos grandes inconvenientes, por un lado el terrible aumento de la deuda pública en el que al final, y de prolongarse demasiado, empezará a manifestar problemas de pago por parte de algunas de ellas, que previsiblemente se sufragarán con los esfuerzos de otras comunidades autónomas, que bien por su menor endeudamiento o tal vez por su mayor capacidad de pago, responderán ante las primeras. Y por otro lado, esta posibilidad de emitir bonos patrióticos, puede complicar aún más la salida de la crisis, ya sea por el aumento de la deuda, y/o también por comportar una grave amenaza para el país, muy observado por la coyuntura más allá de nuestras fronteras.

Hace unos días, presencié en televisión española (TVE), un debate en el que se encontraba el presidente de Castilla – La Mancha, José María Barreda, que aportó una idea que ante mis ojos resultaba muy lógica. Esta consistía en que de algún modo se debe de instrumentar un sistema coordinado de emisión de deuda.

Sin ánimo de intentar justificar o negar la necesidad de autonomías con un mayor o menor grado de autonomía financiera, en cualquier caso, esta afirmación parece bastante razonable. Puesto que permitiría la protección de las finanzas públicas ante los excesos presupuestarios de ciertas comunidades, además de aumentar la coordinación económica. La última operación de este tipo será la inminente emisión entre 200 y 300 millones de euros en Baleares, una deuda que habrá de colocar al 7% de interés, pero, ¿cuál será la próxima? ¿Es sostenible esta posibilidad a largo plazo?

Vía | Cinco días
En El Blog Salmón | Cataluña coloca rápidamente sus bonos patrióticos, ¿éxito o fracaso?
Imagen | xul

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio