Compartir
Publicidad

Cuando hagas un ERE predica con el ejemplo

Cuando hagas un ERE predica con el ejemplo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

"La moderación salarial debe ser para todos, no sólo para el trabajador", Joaquín Almunia en una entrevista en El País.

Una de las cosas que más me cabreó en una de las empresas en las que estuve trabajando, fue que cuando las cosas pintaban bastos y había amenaza de despidos, la dirección junto con la parte comercial, acordó realizar una convención fuera de Madrid y en un parador de lujo para discutir la estrategia a seguir en los próximos meses. Me chocó porque aquellos que en su mensaje no hacían otra cosa más fomentar la austeridad, a las primeras de cambio no predicaban con el ejemplo. Lo de la moderación parecía no ir con ellos, y el cabreo entre los empleados (los curritos) fue mayúsculo. Obviamente, a los tres meses estaba en la calle.

En TVE parece ser que tampoco predican con el ejemplo. De todos es sabido el gran Expediente de Regulación de Empleo al que se han visto sometidos muchos de los trabajadores de la plantilla del ente público, y no sólo eso, lo que ha costado para el erario público y nuestros bolsillos hacer frente al mismo. Muchos y buenos trabajadores, y pesos pesados de la televisión, por convicción y solidaridad, se ajustaron a las prejubilaciones dejando en parte al canal en pañales. Se pidió austeridad y moderación salarial para todo el mundo, menos para los directivos.

Como en el ejemplo que comentaba conmigo, la dirección de RTVE convocó unas jornadas de dirección, en un parador de lujo, sólo para el disfrute de los directivos, donde se supone, aunque nunca ocurre porque la mitad del tiempo están de absueto, se planterían las futuras estrategias. Con ese panorama, las preguntas vuelan. ¿Dónde está el tacto de la dirección para con los empleados? ¿Cuál es la imagen que se da? ¿Cómo se justifica este coste, en una caja en dificultades?

Tengo claro que la sensibilidad de los directivos es inexistente, que lo de predicar con el ejemplo no va con ellos, y lo que es peor, que una vez sabe la plantilla este tipo de noticias, la tensión se puede cortar. Como en la frase de Joaquín Almunia que destaco, si pides moderación, los directivos también deben aplicarse el cuento.

Y hablando de moderación salarial de la clase política, enterarte de lo que cobran, pese a no desempeñar ya las labores del cargo, deja en tela de juicio muchas de las ideas que estos planteen al respecto. Los políticos, otros que predican con el ejemplo. Así no hay remedio.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos