Compartir
Publicidad

El problema de las cifras estacionalizadas

El problema de las cifras estacionalizadas
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días el presidente del Gobierno y la ministra de Empleo lanzaron las campanas al aire para celebrar los datos de paro correspondientes al mes de Mayo. Según los Servicios Públicos de Empleo, 98.265 parados se dieron de baja de sus registros, lo que podría interpretarse erróneamente como una bajada apoteósica del paro en nuestro país. Sin embargo, ¿qué trama esconden estas cifras? Muy simple: la estacionalidad.

Comparar el dato del paro de Mayo con el de Enero, por ejemplo, es como comparar churras con merinas. Durante los próximos meses el desempleo continuará descendiendo en nuestro país de la misma forma que lo ha hecho en los últimos años porque la temporalidad se encuentra en el horizonte del incremento de la contratación. El inicio de determinadas campañas agrícolas en el sur de España, el comienzo de la campaña veraniega en las principales zonas turísticas o el inicio de los periodos vacacionales forman el cócktel perfecto que incentiva la contratación en esta época del año. Todos estos puestos de trabajo desaparecerán en el momento en que dichas campañas agrícolas finalicen, llegue el otoño o acaben las vacaciones.

Tan grave es la situación que si desestacionalizamos los datos resulta que el pasado mes de Mayo el desempleo tan sólo se redujo en 265 personas y no en 98.265 como recogen los datos nominales. Para llegar a esta cifra es necesario utilizar un modelo econométrico que elabora un registro como si todos los meses fueran iguales, para así poder compararlos unos con otros.

Tal y como señaló Alejandro, no estamos ante el principio de la recuperación económica. Aunque el dato es positivo, hay que interpretarlo con cierta cautela y evitar dar esperanzas a unos parados que quieren pero no pueden trabajar. Al analizar las cifras del paro lo importante es fijarse en la tendencia, y esta, desgraciadamente, nos dice que aún estamos muy lejos de contemplar los primeros indicios de recuperación de nuestro mercado laboral.

La única alternativa para suavizar este tipo de desempleo estacional pasa por la diversificación de la estructura productiva, con el objetivo de no depender excesivamente de las actividades estacionales. Sin embargo, en esta materia, como en tantas otras que se refieren al mercado laboral, el Gobierno sigue sin querer hacer los deberes correctamente.

En El Blog Salmón | El paro baja, ¿empieza la recuperación?, El paro baja en 98.265 personas, buen dato comparado con afiliación a Seguridad Social Imagen | No man´s land

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio