Publicidad

La razón por la que Rajoy no quiere que te jubiles... y el riesgo de no hacerlo
Mundo Laboral

La razón por la que Rajoy no quiere que te jubiles... y el riesgo de no hacerlo

Publicidad

Publicidad

Estamos en campaña y, según vamos tachando días del calendario y se va acercando el 20D, los candidatos a la presidencia del gobierno van redoblando sus apuestas y siendo más agresivos, con la intención de conquistar a ese más del 40% de indecisos que hay de cara a los comicios, según las encuestas. Por ello, que no nos extrañe si durante los pocos días que quedan para que vayamos a las urnas escuchamos las más disparatadas propuestas electorales, ya que ahora toca correr el sprint final y todos quieren llegar los primeros a la meta.

A esta cacería del voto indeciso –o del afianzamiento del electorado tradicional- se ha unido el Partido Popular este jueves, que si bien tiene el programa menos elaborado de todos los partidos que concurren a las elecciones, ha hecho una propuesta de armas tomar con la intención de captar votos.

Tanto el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, como el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, han anunciado la eliminación del IRPF a las personas que decidan seguir trabajando una vez pasada la edad de jubilación -67 años-, “así el Estado se ahorrará su pensión”-

La frase final es la que resume el verdadero objetivo de una medida cuanto menos excéntrica. Montoro ha señalado en un encuentro con economistas, en el que ha desgranado algunas propuestas del PP en esta materia, que la presión demográfica en España es un factor muy importante a tener en cuenta para poner en marcha una medida de este calado.

Razón no le falta al ministro, pues en España cada vez nacen menos niños. De hecho, en el primer semestre de este año hubo más muertes que nacimientos, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que supone que la fuerza laboral se puede ver bastante mermada dentro de unos años, mientras que hay más ancianos a los que pagar una pensión.

Por ello, al PP se le ha ocurrido esta medida ante la cada vez más alarmante delgadez de la hucha de las pensiones, que durante los últimos cuatro años se ha reducido a la mitad, desde los 66.815 millones de euros con los que la dejó Zapatero a los 34.221 millones actuales. Una cifra que no debería dejar tranquilo a nadie, pues si seguimos a este ritmo, dentro de cuatro años estará vacía.

Pero… ¿y los ingresos tributarios?

Muy bien, dejamos respirar un poco a la hucha de las pensiones –siempre y cuando haya ciudadanos decididos a seguir trabajando después de los 67 años-, pero… ¿qué pasa con la recaudación tributaria?

De momento, las reformas de IRPF y renta del ahorro que se han adelantado a este año le han costado a Hacienda 5.000 millones. Ahora estaría por ver cuánto cuesta que estas personas trabajen sin tributar, aunque ha dicho Rajoy que se haría la excepción con los que siguieran trabajando “a cambio de un sueldazo”, a los que sí se gravaría en concepto de renta del trabajo. Vamos, que la medida no está para nada definida.

Pero volviendo a la recaudación, el Gobierno actual y el que venga sabe que tiene ahí su principal talón de Aquiles fiscal, pues, a pesar de que ha ido creciendo durante la crisis con las subidas de impuestos, no es suficiente. En octubre –últimos datos disponibles-, la recaudación creció un 4,1% respecto al mismo mes de 2014, según la Agencia Tributaria. Es decir, se recaudaron 1.093 millones más.

En total, 27.889 millones de euros fueron a parar a manos de Hacienda en octubre, una muy buena cifra, pero, como bien advierte la Agencia Tributaria, se trata del mejor mes para las arcas del Estado en todo el año, ya que, a las declaraciones mensuales habituales se suman las declaraciones trimestrales de las pymes por retenciones de IVA, los pagos fraccionados de las empresas personales y el segundo pago a cuenta del Impuesto de Sociedades.

En concreto, Hacienda estima que entre enero y octubre se ha recaudado cerca de un 5% más que en el mismo periodo de 2014. Una cifra que no es muy alentadora si se tiene en cuenta que, en teoría, hay más gente trabajando que el año pasado.

Pero la propuesta de suprimir el IRPF a las personas que trabajen más allá de los 67 años no ha sido la única que ha hecho el PP hoy. También ha prometido eliminarlo para los parados que encuentren trabajo durante el primer año de contrato.

Viendo esto, y que también pretende bajar el IRPF del 45% al 43% para el tipo máximo y del 19% al 17% para el mínimo, ¿por dónde van a entrar ingresos a las arcas públicas? Es posible que el PP también esté manejando llevar a cabo una reforma fiscal integral dirigida de una vez a luchar contra el fraude, pero nos tememos que, viendo los precedentes –por ejemplo, la amnistía fiscal-, es bastante improbable.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir