Compartir
Publicidad
Publicidad

Lavarse las manos de la tarea de emprender

Lavarse las manos de la tarea de emprender
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En un viaje de ida y vuelta, la discusión sobre los motivos por los que no se emprende regresa a este blog después de pasar por las manos de Jaizki Arteagabeitia. Y es que después de leer los comentarios a la entrada anterior, Jaizki ha escrito un contundente post sobre su visión de dichos motivos: hay muchas excusas y muchas autojustificaciones. En el fondo, gran parte del problema reside en que muchos piensan que la culpa es "de otros" y no propia, por lo que uno puede fácilmente lavarse las manos y decir "yo emprendería, pero es que...".

¿Que no hay dinero? Consíguelo. Ahorra. Busca financiación. Reduce tus necesidades de gasto. ¿Que no hay ayudas? Mal negocio vas a montar si dependes de las ayudas del Estado. ¿Que hace falta papeleo? Busca a alguien experto que te ayude con él. ¿Que nadie te ha enseñado? Aprende. Búscate la vida. ¿Que no...?

¿Una receta real, o un planteamiento exagerado? Yo tiendo a pensar que es más lo primero que lo segundo. Aun partiendo de la base de que Jaizki posiblemente tenga un perfil emprendedor muy desarrollado, creo que no le falta razón. El gran problema creo que lo resumen en una frase: "¿Fácil? ¿Quién ha dicho que lo sea? Pero eso no es suficiente razón para desistir si realmente quieres hacer algo." Tengo la sensación de que muchos "aspirantes a emprendedores" querrían que las cosas fuesen fáciles. Que levantar un negocio fuese cosa sencilla que les permitiese vivir bien, ganar buen dinero, sin trabajar mucho, sin correr riesgos y en un periodo cortito de tiempo. Y si no es así, quizás mejor se esté trabajando por cuenta ajena: que corra otro con los riesgos.

Conozco algunos empresarios. A muchos les va bien los negocios. Pero creo que todos trabajan como descosidos. No paran. No dejan de correr riesgos. La mayoría ha pasado en su historial por momentos difíciles, incluso se han hundido. Pero han podido volver a sacar la cabeza. Y levantar su negocio suele ser tarea de toda una vida. No es un camino fácil. Quizás esa sea la respuesta de por qué la gente no emprende: porque hay opciones más fáciles y más cómodas.

Como cierre, el proverbio árabe que cita Jaizki en su blog: "El que quiere hacer algo, halla un medio; el que no quiere hacer nada, encuentra una excusa"

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos