Compartir
Publicidad

Mitos y leyendas del teletrabajo

Mitos y leyendas del teletrabajo
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un estudio realizado en Canadá analizó las consecuencias sobre la felicidad y el bienestar del desplazamiento desde casa al lugar de trabajo. La conclusión principal fue que la distancia, el tiempo empleado y el medio utilizado hacen mella en nuestra calidad de vida como pocos factores. Para muchos, supone el trago más amargo del día.

En una ciudad como Madrid el tiempo medio ronda los 45 minutos por trayecto. Puede no parecer mucho pero multiplícalo por dos cada día (también hay que volver), por tres si llueve o por infinito si hay un accidente en la M30 o huelga de metro.

Esta gráfica de Nielsen resume la duración media del desplazamiento al trabajo en varios países: los datos son para preocuparse.

Teletrabajo Espana

Ante este panorama que espantaría a nuestros antepasados campesinos y que cubre las ciudades de una sospechosa boina gris la alternativa del teletrabajo parece una solución necesaria. No obstante, y a pesar de los avances tecnológicos que ya permiten que casi cualquier tarea pueda ser desempeñada en remoto, según Addeco, en España solo el 7,4% de los ocupados trabaja, al menos algún día, desde casa.

Captura De Pantalla 2018 11 26 A Las 13 40 36

Trabajar en zapatillas, marcar tus propios horarios o la conciliación familiar son los argumentos a favor que surgen enseguida. Está claro que si te organizas bien trabajar en casa es un lujo, al menos comparado con tragarse hora y media de atasco cinco días a la semana. Pero, cuidado, que no es oro todo lo que reluce.

La leyenda del teletrabajo

Trabajar desde casa no es para todo el mundo, y el que lo diga, miente como un bellaco. En un ambiente de oficina, con todo el mundo (aparentemente) concentrado y superiores en las cercanías, o trabajas o simulas que trabajas. El entorno en tu casa, salvo que designes una habitación como despacho, es muy diferente y requiere de una autodisciplina no apta para mentes dispersas.

Marcarte un horario y respetarlo al cien por cien se complica cuando no te mueves en manada con el resto de la oficina. Además, la gestión de la atención y las interrupciones son un extra añadido, más si tienes niños correteando por el pasillo.

Otro inconveniente importante es que, mientras estás trabajando, en tu casa pasan cosas, y - cariño, ya que tú estás ahí…- Si viene el fontanero por la mañana, tú le recibes, lo mismo con el cartero o si Jazztel hace la enésima llamada de la semana a un fijo que ya no debería ni existir.

Si suena el timbre, ¿serías capaz de no responder? ¿Incluso si es ese paquete de Amazon que estás esperando desde hace varios días? El trabajo en remoto, para que sea eficiente, debe parecerse al trabajo normal.

Hacer entender a tu entorno que estás en casa pero que estás trabajando, no haciendo un sudoku en el sofá, es crucial. Tu madre solo te llamaría a la oficina en caso de urgencia extrema; sin embargo no le temblará el pulso para marcar tu número a media mañana para preguntarte si cuenta contigo para comer el domingo. A tu madre se lo puedes permitir, pero a Jazztel no.

Trabajar a distancia es sinónimo de trabajar demasiado

Quizás porque estemos más cómodos, porque la productividad es mayor o porque nos sentimos agradecidos, la realidad es que los teletrabajadores tienden a trabajar de más. A distancia no tiene sentido calentar la silla, ¿para que esperar a que se vaya la jefa para irse si no te está viendo? En el trabajo del futuro se valora lo que haces, no cómo y dónde lo haces.

Tanto si echas más horas que un reloj, como si tienes problemas para separar vida personal y profesional, aquí van algunas herramientas que te harán más sencilla tu rutina como currante deslocalizado.

Algunas herramientas que pueden ayudar

Por suerte otras personas tuvieron que lidiar con los fantasmas de la autodisciplina y la productividad e inventaron algunas herramientas. Estas son las que yo uso cada día.

  • Toggl. Una extensión de Chrome la mar de sencilla que puede cambiar tu vida laboral. Podrás medir y monitorizar el tiempo que dedicas a cada tarea y cada proyecto y ver un detallado informe semanal.

  • Go Fucking Work. Otra extensión imprescindible si la tentación de visitar ciertas páginas te supera. Añade a la lista negra tus redes sociales o cualquier web que sientas que te hace perder el tiempo y GFW te la bloqueará añadiendo graves insultos a tu persona. Este es un ejemplo:

Captura De Pantalla 2018 11 26 A Las 13 42 45
  • Trello. La sencillez de este gestor de proyectos te puede hacer pensar al principio que es una inutilidad. Dale una oportunidad, solo hace una cosa bien, gestionar tus proyectos, el resto es innecesario. Tan lean como efectiva.

  • Rescue Time. No pasa nada si se te olvida arrancar o parar Toggl, Rescue Time monitoriza todo el tiempo de uso del ordenador y te da un reporte semanal desglosado. La mayoría de las veces es una colleja en toda regla comprobar en qué se te ha ido la semana.

Como broche final a este artículo solo podemos darte un consejo: si tienes la oportunidad de teletrabajar, agárrate fuerte a ella. Sin embargo, no te creas que es la calle de la piruleta y que vas a poder hacer lo que te plazca, porque sino pronto volverás a ser un Dilbert más.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio