Compartir
Publicidad

Reforma del mercado laboral: lo que no se ha aprobado y es necesario en el mercado de trabajo

Reforma del mercado laboral: lo que no se ha aprobado y es necesario en el mercado de trabajo
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Alejandro nos acaba de anunciar la aprobación del decreto de la reforma del mercado laboral y de los puntos más significativos que contiene. Pero si es importante este documento, no podemos perder de vista todo lo que no contiene en materia de empleo y las propuestas que no se han contemplado todavia. Hemos pasado de no necesitar una reforma del mercado laboral y de un no se abaratará el despido a una necesidad imperiosa de aprobación, tal y como ha dicho la vicepresidenta de la Vega en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Prestaciones por desempleo. La mayor parte de gasto social del ejecutivo se destina a prestaciones por desempleo y subsidios. Hubiera sido un buen momento para introducir un desempleo regresivo en lugar del desempleo lineal, no permitir el cobro de la prestación hasta que se agote la indemnización recibida en el caso de un despido y a revisar seriamente el cheque-parado por ejemplo.

Respecto a los programas de formación pública y resto de cursos impartidos por los Servicios Públicos de Empleo, está más que constatado que no funcionan como debieran y sólo se quiere engranar un sistema de colaboración público-privada entre ETTs y empresas de gestión de recursos humanos.

Negociación colectiva. El gran capítulo ausente dentro de la reforma laboral. No hay ninguna propuesta para modificar los sistemas actuales, ni mejorar la realidad contractual entre empresas y trabajadores. Actualmente las negociaciones colectivas sólo se ajustan a las necesidades de las grandes empresas dejando fuera a las pymes. No abordar este punto es mantener un sistema desfasado dentro de las relaciones empresa-trabajador y en este campo hay mucha tela por cortar.

Las cotizaciones a la seguridad social, no disminuyen sino que aumentan por la contribución al FOGASA por el fondo para despidos. Esta línea es perjudicial para la creación de empleo y negativa para la productividad. Tenemos más costes laborales para todas las empresas y va a penalizar a la empresa que no despida, dado que las cotizaciones a dicho fondo se realizarán de manera obligatoria sólo por la empresa.

No se simplifica ni se soluciona realmente el marco de contratación. Esta reforma no camina realmente hacia un contrato único; se ha adoptado como modelo de contratación única el contrato indefinido de fomento del empleo, dejando dentro del mapa de contratación, la multitud de contratos de trabajo actuales. La temporalidad se ataja unificando los sistemas de contratación y permitiendo los contratos temporales sólo en determinadas actividades y al comienzo de vida de la empresa.

En definitiva, la reforma que debe durar años, es un parche, nadie está contento con el texto (salvo el Gobierno claro) y los efectos positivos de esta reforma para el empleo son más que dudosos.

En Pymes y Autónomos | Reforma del mercado laboral
En El Blog Salmón | Reforma del mercado laboral
Imagen | La Moncloa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos