Compartir
Publicidad

Tener vida personal, un lujo necesario

Tener vida personal, un lujo necesario
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días escribí un post sobre las declaraciones de Neil French diciendo que las mujeres no valían para las direcciones creativas porque no querían trabajar tantas horas como requerían esos puestos. El comentario suscitó un interesante debate sobre si trabajar más horas sacrificando por completo nuestra vida personal es bueno o malo, tanto para la empresa como para uno mismo. Hoy, leyendo un genial artículo en The Fast Company, titulado Balancing Acts, he sacado unos cuantos puntos que creo que son muy interesantes. Se trata de una serie de entrevistas a altos ejecutivos de grandes compañías que tienen mucha experiencia en esto de gestionar sus vidas y su trabajo, con grandes responsabilidades a las espaldas y equipos de muchas personas a su cargo, a quienes su estilo de liderazgo les afecta de forma directa en el tiempo que pueden dedicar a su vida personal.

Aquí os dejo lo que más me ha llamado la atención: * En muchas ocasiones se trata de estar encima de todo, demostrando una gran incapacidad para delegar, y gastando el tiempo en cosas que no son necesarias (Dawn Gould Lepore, Vicepresidenta Ejecutiva y CIO de Charles Shwab & Co). * La saturación de trabajo hace llegar a momentos en los que todo pierde su sentido, llegando a dar igual todo: “despídeme si quieres”. Entonces, la efectividad desaparece. Hay que preguntarse si la forma de trabajo que estás llevando es sostenible durante los próximos 20 años… si no es así, hay que cambiar algo. (David Lunsford, Director of Advanced Technology de Dell Personal Systems Group) * Hay que aprender a decir “no” en muchas más ocasiones de las que se hace. (John Perry Barlow, Cofundador y Vice Presidente de Electronic Frontier Foundation) * Debemos conocer los motivos que nos hacen trabajar tanto; sólo es bueno realmente nos apasiona lo que estamos haciendo (Linda Stroh, Directora de Estudios de Centros de Traajo en Loyola University) * Hay que conseguir tener un momento sólo para uno mismo cada día; una persona no puede estar siempre dando todo a los demás. (Melinda Brown, Vicepresidenta de Lotus Development Corp.) * Los adictos al trabajo tienen un problema para pasar de los mandos medios, ya que no entienden a las personas que no son como ellos y se frustran al ver que no se comportan igual que ellos. (Patti Manuel, Presidenta y COO de la División de Larga-Distancia de Long-Distance de Sprint Corp.) * La labor de un líder es entender qué motiva a las personas para alcanzar los resultados, y mantenerlos felices hace que éstos sean mejores. Según cuenta, en un banco había gente que, a las 7 de la tarde, dejaba la chaqueta en la silla, las gafas encima de un documento abierto y la puerta de su despacho abierta… y se iban a casa, pero había que aparentar. (Stewart Friedman, Director del Programa de Liderazgo y de Gestión de la vida Profesional/Personal en The Wharton School) * Cuando ves que no estás teniendo ninguna idea creativa en el trabajo y que no das más de ti, sal de la oficina y haz otra cosa que te guste. Esa es la mejor manera de que no te pase lo mismo al día siguiente. Los líderes deben animar a la gente de su equipo a que hagan también cosas que les gusten fuera del trabajo. (Kirby Dyess, Vicepresidenta y Directora de Desarrollo de Negocio de Intel Corp)

Está claro que las exigencias de muchos trabajos requieren más de las ocho horas de jornada laboral, pero creo que hace falta dar un pequeño paso para las empresas y un gran salto para la humanidad: a los trabajadores no se les ha de medir por el número de horas que pasan en la oficina, sino por la calidad de sus resultados. Si no se sabe medir en términos de resultados, entonces hay que cambiar al que mide, y no al que es medido.

Vía | The Fast Company En El Blog Salmón | ¿Cómo son los ejecutivos de más éxito?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos