Compartir
Publicidad

Villepin acierta con su ley para jóvenes

Villepin acierta con su ley para jóvenes
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que alboroto ha causado Dominique de Villepin, Primer Ministro de Francia, en las calles y en las universidades francesas, con su nueva ley para flexibilizar la contratación, el tratamiento y el despido de los jóvenes.

Los agentes sociales más ruidosos, los sindicatos de trabajadores y de estudiantes están en contra de esta nueva política alegando que la nueva ley conseguirá que empresarios se aprovechen de los jóvenes y, cuando quieran, les echarán a la calle.

No sorprende que estos agentes sociales estén en contra de la nueva ley de Villepin y que los sindicatos busquen proteger su situación. Desgraciadamente, aquí hay otro caso más de oponerse a una ley que ayudará a los que dicen que quieren proteger. Para los jóvenes que son considerados como los mejores candidatos en el mercado de trabajo, los que sacan los mejores resultados y los que salen de las mejores escuelas y, por supuesto, de los famosos Ecoles, no verán cambio alguno en su situación. Cuando estos candidatos entren en el mercado de trabajo, disfrutarán de la misma competencia entre las empresas que antes para contratarles y, como consecuencia, sus sueldos, sus condiciones de trabajo y sus oportunidades no cambiarán nada.

Lo que cambiará con esta nueva ley es la situación de los que no pueden conseguir trabajo, los que están dentro de las altas y persistentes estadísticas de los desempleados jóvenes. Esta ley conseguirá que más de estos jóvenes sin trabajo recibirán ofertas para trabajar, y contribuirá en tres impactos a su favor de valor considerable y que merecen mucho la pena, incluso en situación de bajo sueldo y peores condiciones.

Primero, conseguirá que estos jóvenes adquieran experiencias de trabajos, de sectores y de empresas, donde antes no tenían nada y, en esos momentos de sus carreras, cualquier experiencia es buena.

Segundo, conseguirá que los jóvenes entren en el mercado de trabajo y aprendan sus disciplinas, sus normas, sus formas de actuar con otros trabajadores, sus formas de colaborar. Disciplinas que les vendrán bien para su futuro laboral.

Tercero, les dará la confianza de que pueden hacerlo y que tienen hueco en el mercado de trabajo, comparado con ahora que, como no han entrado en este mercado, logicamente sufren muchas dudas.

Todos estos valores y estas experiencias son muy importantes para jóvenes y, con esta nueva ley, tendrán la oportunidad de entrar en el primer peldaño de este mercado tan difícil de entrar para ellos, que es el mercado de trabajo.

Todos estos valores resultarán en que el siguiente trabajo les será muchísimo más fácil conseguir. Incluso con sueldos más bajos y contratos más limitados merecen la pena las ventajas.

Vía | ABC y La Crónica de Hoy En El Blog Salmón | Falta trabajo o sobran universitarios y La OIT discute sobre el empleo juvenil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos