Compartir
Publicidad
Publicidad

American Express y Maserati : Quattroporte Centurion

American Express y Maserati : Quattroporte Centurion
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Eran finales del 2007 cuando anunciábamos la salida al mercado de la nueva tarjeta de American Express, la Centurión. Si, en general, American Express se asociaba con unos niveles de renta y consumo superiores a los de VISA, algo más elitista, con esta tarjeta se doblaba la apuesta. Las características de la misma, vistos con la perspectiva actual venían a ser el canto del cisne de la época dorada de las finanzas. Las más destacadas, tal y como os comentábamos eran las siguientes:

En primer lugar, y según manifiestan desde Amex, la tarjeta no se solicita. Se llega a ella por invitación a potenciales clientes Mega Vips. Ser famoso, estar en la lista Forbes, derrochar clase, potencia la posibilidad de ser elegido. En España son 300 elegidos, 17.000 a nivel mundial. Personas a las que la tarjeta les cuesta 2.000 euros anuales, y con un compromiso de gasto superior a 100 veces esa cantidad en el mismo periodo. En teoría es sin límite de crédito, por lo que supongo que las tarjetas no se emiten desde la filial española, pues dudo mucho que el Banco de España admita riesgos sin la correspondiente clasificación crediticia.

Pues bien, ahora poco más de un año después se ha conocido alguna de las acciones de marketing que se están desarrollando para impulsar dicha tarjeta: el lanzamiento de una serie del Maserati Quattroporte reservada para beneficiarios de la Centurión (por el momento sólo del Reino Unido).

No se tratan tan sólo de un homenaje, o del uso de la marca del producto para darle nombre. En principio, el vehículo sólo puede ser adquirido por titulares de dicha tarjeta, lo que cuadra con la idea de venta de intangibles añadidos a lo que es propio negocio crediticio. El meollo de la Centurión noe s en dar crédito (que los titulares de esta tarjeta no suelen necesitar). La clave radica en ser su medio de pago e identificación, y garantizarles el acceso a determinados bienes y servicios de forma exclusiva.

¿Que ventajas tiene para Quattroporte? No soy un experto en vehículos de lujo, pero mucho me temo que Maserati venia ser una marca un tanto devaluada, a la sombra de Ferrari y de las berlinas alemanes. Se esta intentando sacar adelante por parte de Fiat y esta idea me parece buena. Sin llegar a saber si algún tipo de compensación económica de por medio (que me imagino que de haberla, sería más bien al revés de Fiat-Maserati hacia Amex), se posiciona como vehículo oficial de los titulares de la tarjeta, reservado en exclusiva a ellos (hasta que no llegue al mercado de segunda mano). Si a este potenciamiento de la imagen, le sumamos que supongo que se explotara la base de datos de Amex para llegar a estos potenciales clientes, que no suelen ser fácilmente accesibles.

Vía|Embelezzia
Más información|Motorpasion
En El Blog Salmón|La Tarjeta Centurión: Black Power

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos