Compartir
Publicidad

Cuentas de reinversión del dividendo como complemento al ahorro para la jubilación

Cuentas de reinversión del dividendo como complemento al ahorro para la jubilación
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchos de nosotros creemos que las inversiones en bolsa o acciones sólo son para una determinada élite de personas con conocimientos, con mucho dinero y capaces de soportar grandes dosis de riesgo. Pero a la hora de obtener rentabilidades con nuestros ahorros, las inversiones en acciones también son un punto a considerar, sobre todo como instrumento de ahorro a largo plazo.

IC nos acaba de comentar cómo debemos pensar en nuestra futura jubilación y en la búsqueda de distintos productios financieros para consolidar nuestro ahorro futuro. De toda la amalgama de productos existentes, podemos destinar una parte de nuestros ahorros a las cuentas de reinversión de dividendos, como producto complementario al resto de instrumentos de ahorro. Este tipo de cuentas corrientes son cuentas remuneradas sin ningún tipo de gasto, que permiten realizar compras y ventas de algunas acciones libres de comisiones estas operaciones. Además, el beneficio de nuestro "ahorro" lo vamos a recibir mediante el cobro de los dividendos, dado la compra en acciones que vamos a realizar tienen que ser acciones de empresas que generen beneficios todos los años, y los repartan dividendos entre sus accionistas. En nuestro mercado, los grandes bancos, como pueden ser Santander, BBVA o Popular entre otros tienen cuentas de este tipo accesibles para todos sus clientes.

El funcionamiento práctico es muy sencillo. Supongamos que quiero invertir 200 euros en acciones del Banco X mediante una cuenta de reinversión del dividendo. Esa acción tiene una cotización o valor de 6 euros ese día, por lo que vamos a adquirir 33 acciones y en nuestra cuenta quedará un saldo de 2 euros.

Imaginemos que este banco en cuestión reparte un dividendo líquido de 0,90 euros por acción en el año repartidos en cuatro pagos trimestrales. Cuando llegue la fecha de reparto de dividendos en mi cuenta van a abonar 7,43 euros. El destino de este dinero va a ser comprar otra acción. Imaginemos que ese día las acciones del Banco X cotizan a 7 euros, por lo que vamos a comprar 1 acción más, y el saldo de mi cuenta va a ser de 2,43 euros.

Como este tipo de cuentas están totalmente libres de comisiones, incluso canon de bolsa y podemos destinar por ejemplo 10 euros mensuales para comprar 1 o 2 acciones mensuales. Con el paso del tiempo, conseguiremos un número importante de acciones y dispondremos de unos ahorros que`pueden llegar a ser muy rentables en unos años.

Este sistema de ahorro es específico para cantidades pequeñas, que no vamos a necesitar nunca y nos van a generar rentabilidades medias del 5 al 10% por el reparto de los dividendos. Por otra parte, proyectando en el tiempo el valor de las acciones de estas entidades, suele subir bastante.

Es decir, a largo plazo podemos tener casi la certeza que el valor de mis acciones va a ser superior a los importes de compra, en donde después de 25 - 30 años podremos haber conseguido una cantidad importante de acciones a unos valores de cotización elevados. El problema intrínseco lo vamos a tener con la fiscalidad que nos encontremos en el momento de la venta, cuestión impredecible desde luego.

Imagen | katrinakatrina En El Blog Salmón | ¿Qué pensión voy a cobrar?, Cómo invertir en bolsa en tiempos de crisis

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos