Compartir
Publicidad

Como Invertir en Bolsa en Tiempos de Crisis

Como Invertir en Bolsa en Tiempos de Crisis
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad


La situación financiera actual en España es bastante controvertida, ya que si bien no ha existido una fuga de capitales, si se ha producido el llamado “miedo bursátil” por lo que las cotizaciones actuales de los índices españoles empezando por el IBEX35 han ido disminuyendo hasta situarse en valores de hace algunos años atrás en los que la economía estaba en pleno crecimiento y con unos niveles de paro mucho más bajos.

Actualmente y con la bajada de los tipos de Interés en la zona euro hasta el 3,75% (niveles similares a los de finales del 2002) muchos fondos de capital riesgo extranjeros sobre todo procedentes de planes de pensiones de Estados Unidos y de empresas tecnológicas de Asia han dejado de invertir en la Zona Euro. Primero por que anteriormente se les ofrecía una rentabilidad del 4,25% y además por que los grandes bancos en Estados Unidos, pese a que sus tipos están en el 3,5% , ofrecen de forma real una mayor rentabilidad ya que necesitan una financiación extra para ampliar su mercado y hacerse con el que poseía el gigante inversor Lehman Brothers.

En éste contexto un inversor Español medio se ha de pensar muy mucho cuales son sus preferencias inversionistas, así como cual es la posible liquidez que a corto plazo necesite de dichas acciones bursátiles. Para ello siempre hay unas pequeñas reglas básicas, aunque actualmente y tras los graves problemas en valores muy estables vamos a intentar ayudaros a descubrir como invertir esos pequeños o medios ahorros que podéis disponer.


  • Sólo un capital que no necesitemos, ya que en caso de que la inversión no sea líquida de forma rápida o rentable a corto plazo no tengamos problemas de solvencia.
  • Hacer una diversificación amplia de nuestros capitales, no invertir todo a un sólo valor; en tiempos de crisis en que casi todas las empresas bajan es mejor hacerlo así, ya que si por mala suerte invertimos en un valor que caiga fuertemente perderemos casi todo lo invertido. Se dice que nunca más de un 25% de nuestros fondos en un sólo valor.
  • Observar la rentabilidad contable que dan los valores antes de elegirlos, ya que muchas empresas aunque caigan en bolsa, son muy rentables en dividendos; los grandes bancos Españoles como Santander o BBVA son claros ejemplos de ésto: Sus acciones pueden caer, pero al obtener beneficios reparten cerca de un euro por acción cada año a sus socios; algo que desde luego es también obtener un dividendo de forma directa.
  • Invertir en otros mercados españoles dentro de la sociedad BME como el mercado secundario, donde se sitúan otras empresas españolas que al menos cotizan en dos de las cuatro bolsas españolas (Madrid, Valencia, Barcelona y Bilbao) y que en éstos momentos están aprovechando para subir de cotización para en la actualización del próximo 1 de Enero entrar en el IBEX35.
  • Observar bolsas/índices fuera de España; ya que disponen de valores altamente explosivos, como fue el caso de hace pocos días de Porsche y Wolkswagen. Ésto puede hacer que atendiendo mucho a las noticias seamos capaces de rentabilizar nuestros fondos rápidamente.
  • Estar atentos a las comisiones de los intermediarios financieros. En momentos de auge económico los intermediarios cobran porcentajes menores por la gran cantidad de operaciones, ahora al existir un menor volumen las comisiones suben. Si estamos atentos y elegimos intermediarios más baratos nos puede ayudar.
  • Estar atentos al mercado bajista para poder usar la compra a crédito, en el que se ofrecen compras a crédito aportando sólo el 25% de la compra realizada de forma anticipada y cuya venta se ha de hacer en un período máximo de 48 horas. Sus intereses son bajos, pero con grandes cantidades monetarias puede dar un resultado muy efectivo.

Si a pesar éstas pequeñas pautas seguimos pensando que es demasiado arriesgada la inversión bursátil siempre podemos usar otro tipo de activos financieros cuyo riesgo es menor y que además nos puede ofrecer una liquidez acorde a nuestras necesidades personales como son los bonos, obligaciones y letras del tesoro, que dependiendo de nuestras capacidades económicas y temporales de rentabilidad nos ofrecen distintas opciones.

La bolsa en definitiva es un juego, en donde los capitales se van moviendo de unas manos a otras, en tiempos de crisis siempre lo mejor es que sean las nuestras las que llenan y no las que se vacían.
Imagen | sixteenmilesofstream

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio