Compartir
Publicidad
Publicidad

Resumen del debate Solbes-Pizarro

Resumen del debate Solbes-Pizarro
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer vimos algo inédito en televisión y es que ni más ni menos que los candidatos al Ministerio de Economía y Hacienda de los principales partidos políticos españoles tuvieron un cara a cara en televisión para debatir sus propuestas. Y es que después de tantos años sin un debate en elecciones generales (desde 1993) ha sorprendido la predisposición tanto de Solbes como de Pizarro para enfrentarse en un duelo dialéctico.

Hoy los medios recogen que el debate fue aburrido y técnico. Quizá por el hecho de que fuera técnico a mi no me pareció aburrido. En lugar de concentrarse en sus eslóganes (cosa que también hicieron, claro está) hablaron mucho de cómo ven la situación de la economía en España y de sus planes de futuro.

Una cosa que me sorprendió es que fueron bastante cordiales entre ellos. De hecho Pizarro reconoció logros a Solbes y muchas de sus críticas fueron más enfocadas a Zapatero y al hecho de que tuviera una oficina económica en la Moncloa aparte del Ministerio de Economía. Esta cordialidad me parece fundamental para salir de este clima político de criticar todo lo que hace el adversario y llegar a un entendimiento entre los dos principales partidos de España en temas fundamentales que posiblemente haría que la economía fuera mejor.

Y entrando de lleno en el contenido del debate, los candidatos presentaros sus puntos de vista de una forma muy clara. Por un lado tenemos al que defiende su gestión, Solbes, que apuntó que el crecimiento sigue siendo sólido en España, con un diferencial importante sobre la media europea. Además dijo que las rebajas fiscales deben ser moderadas ya que hay que redistribuir la riqueza vía acciones sociales, cosa que según él ha hecho el Gobierno en estos cuatro años. También habló de cierta mejoría en el déficit comercial y de invertir más dinero en I+D+I para cambiar el modelo de crecimiento que hasta ahora se basaba en la construcción.

Por otro lado estaba Pizarro, el aspirante, que atacó al Gobierno por los últimos aumentos del paro y por su alta inflación. Además destacó que las previsiones de organismos internacionales acerca del crecimiento económico de España son más pesimistas que las del Ministerio de Economía y que si se cumplen dichas cifras se destruirá empleo con lo que se pondrá en riesgo la recaudación fiscal y el sistema de pensiones. Para él la forma de reactivar la economía es una gran rebaja fiscal, para trabajadores y empresas, que además hará que la recaudación suba debido a que se generará más empleo. Aún así para justificar esta bajada que Solbes estimó que costaría al Estado unos 30.000 millones de euros tuvo que tirar un poco de demagogia, mencionando a ETA, cosa que me pareció el punto más negativo del debate.

En conclusión, ambos tienen una versión de la realidad distinta, Solbes más positiva (por algo defiende la continuidad) y Pizarro más negativa (por algo defiende un cambio) y cada uno tiene sus propias propuestas para que la economía española vaya a mejor. Efectivamente, si lo que querían los periodistas era ver como dos energúmenos se tiraban los micrófonos a la cabeza, el debate fue técnico y aburrido. ¡Si hasta respetaron los tiempos marcados!

Más información | El País, El Economista, Resumen de las encuestas sobre el ganador del debate

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos