Compartir
Publicidad
Publicidad

Steven Spielberg: el dinero no es suficiente

Steven Spielberg: el dinero no es suficiente
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Steven Spielberg nunca imaginó que iba a caer en las fauces de un auténtico tiburón y menos en las garras de un dinosaurio financiero. El creador de la serie sobre el Parque Jurásico, y cuya fortuna se estima en más de 3 mil millones de dólares, encontró que no era suficiente dinero y le entregó una parte a la empresa de Bernard Madoff para que se lo multiplicara.

El cineasta no es el único personaje de Hollywood que está afectado por el mayor escándalo de la arquitectura financiera. Eric Roth, el guionista de Forrest Gump, y la actriz Uma Thurman, ícono de Tarantino, son parte de las victimas. Estas víctimas se reproducen y aparecen en círculos cada vez más amplios: una organización judía de caridad que ha debido confrontarse con Tel Aviv de la noche a la mañana para aclarara las pérdidas, y numerosos bancos que apostaron a la ganancia facil que ofrecía Madoff, incluyendo el Societe Generale de Kerviel.

El engaño masivo de la operatoria financiera de Madoff no es algo nuevo. Todo esto nació con Charles Ponzi en los años 20 del siglo pasado, y Marc Garrigasait en este interesante post nos entrega datos que son contundentes. Si se trata de ganancia fácil, el tema no deja de ser relevante.

La estimaciones sobre el agujero de Madoff llegan a los 60 mil millones de dólares. El top de los fraudes. Ni todo el patrimonio de Bill Gates puede taparlo. Esta forma de delincuencia financiera tiene sólo una explicación: la total desregulación hacia estos mercados que, si bien nacieron en los años 80, se hicieron fuertes en los 90, apelando cada vez más a la torpe, anquilosada e inútil acción de los gobiernos y los políticos, que hacer ver blanco lo que es negro.

Ni siquiera la SEC pudo operar frente a tamaña operación. Como relata Susan Antilla en Bloomberg, la SEC llevó a la justicia a Madoff en 1992 por actividades no declaradas entre 1961 y 1991 (treinta años). Y la justicia dictaminó una multa de apenas 350 mil dólares y cerró el caso. Es decir, menos de mil dólares mensuales por los fraudes. Esto, como es obvio, quitó incentivo a los guardianes de la SEC a seguir investigando, dada tamaña red de protección.

La economía fraudulenta se colude con la justicia de una manera que la teoría de John Rawls avala plenamente. En este aspecto, la teoría de Rawls es plenamete refutable. Y lo confirma lo ocurrido en este triste 2008. La justicia distributiva de Rawls forma parte de los errores que se han cometido. Hay que crear una nueva teoría para evitar que personas como Spielberg y como Usted, caigan en la trampa de invertir en fantasías, que constituyen errores cuantiosos, en vez de hacerlo en causas que signifiquen un beneficio real para el planeta.

Imagen | Danie VDM

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos