Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuando las multinacionales se ceban con los recursos naturales de los países en desarrollo

Cuando las multinacionales se ceban con los recursos naturales de los países en desarrollo
Guardar
7 Comentarios
Publicidad

 

Por desgracia, en muchas ocasiones los intereses de los países en desarrollo y de sus habitantes, se supeditan a los deseos y especulaciones de las grandes multinacionales que explotan ‘in situ’ sus recursos naturales.

Esto es lo que está ocurriendo en Perú, un país rico en recursos naturales, y que está sumido en un conflicto interno porque sus ciudadanos ven recortada su disposición sobre el gas, en favor de la exportación de este recurso por parte de las multinacionales como Repsol, por obtener un ‘mejor precio’ en el proceso de venta en los mercados.

Por este motivo, los peruanos se han manifestado de la manera más violenta jamás conocida en el segundo mandato de su presidente Alan García. Para disolver estas protestas, el gobierno ha accedido a prometer una actuación estatal sobre los precios de esta materia prima en el mercado local y la construcción de una planta gasífera.

A lo que ha añadido el ministro Javier Velásquez:

En el país hay reservas de gas suficientes para cubrir toda la demanda interna.

Con incidentes como este, se abre de nuevo el debate sobre los efectos que proporciona la actividad de las multinacionales sobre la economía local de aquellos países donde llevan a cabo su actividad empresarial. En el caso peruano, como en otros muchos, los ciudadanos locales están ‘vetados’ a disfrutar de sus recursos naturales en favor del mercado.

Es cierto, que si seguimos unos criterios capitalistas de mercado, lo más eficiente desde el punto de vista asignativo, es que una materia prima como es el gas, fluya hacia aquel mercado que se postule como ‘mejor pagador’, cumpliendo el objetivo de la multinacional que explota el recurso, que no es otro que la maximización de sus beneficios privados.

Aquí todos podemos tener opiniones muy diversas, pero en mi opinión, si estas multinacionales además de crear empleo no proporcionan un reparto equitativo de su valor añadido entre la sociedad, la empresa que debería seguir el gobierno mediante el pacto con las multinacionales pierde su objeto social. ¿Hasta dónde llegan las telarañas de los gobiernos de los países en desarrollo, y hasta donde son capaces de ignorar su función social de velar por los intereses de sus conciudadanos para conseguir beneficios privados?

Vía | Reuters
En El Blog Salmón | Mercosur da un paso de gigante en su proceso de integración regional
Imagen | zieak

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos