Compartir
Publicidad

Días de cine: discriminación, dinero público y copyleft

Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hacía tiempo que no hablábamos del cine español. Y no es justo, hay que promocionar el producto patrio si no quieres ser tachado de quintacolumnista. Por tanto, vamos a volver a darle una vuelta a esa bonita relación entre políticos y cine, subvenciones mediante, que estoy seguro que nos va a seguir dando posts de lo más interesantes. Y si creéis que no, al loro con las dos últimas novedades.

A los del cine les encantaba los de la discriminación positiva (el nombre me resulta tan chocante como el democracia orgánica o popular). Han jaleado, apoyado, empujado a los partidos a proteger su producto: que si subvenciones por aquí, que si financiaciones obligadas de terceros por allá, que si establecimiento de cuotas mínimas, etc…todo eso era progresista, adecuado, justificado. Estaba bien distinguir al cine de otras industrias (es cultura), era fantástico el proteger al de aquí frente al de fuera (era resistencia antinorteamericana). Todo era fantástico cuando les suponía que alguien les llenase los bolsillos, prescindiendo de los gustos del público.

Pero como sucede habitualmente en la Historia, estos procesos acaban devorando a sus propios hijos. Llevando esa lógica más allá, los políticos que nos gobiernan han decidido que no basta con dar al cine un trato especial frente a otras industrias, que hay que ser más modernos. ¿Y cómo? Pues, por ejemplo, estableciendo un criterio por el que ante dos producciones cinematográficas iguales se optará siempre por primar aquella realizadas por mujeres. Me consta que más de un cineasta varón progre se ha quedado con la mosca detrás de la oreja. Y es que no veas como fastidia cuando te aplican lo que pregonas.

La verdad es que no se de que se extrañan. Insisto en que el mecanismo mental es el mismo que antes les llenaba los bolsillos de dinero público. Pero claro, reconozco que manifestarse contra esta primacía de la mujer a la hora de pillar pasta pública no vende mucho. Supongo que le estarán dando una vuelta a ver como lo salvan. Yo les propongo contratar mujeres para que les firmen las películas que ellos ruedan. Seguro que pueden llegar a entenderse. Y si no lo hacen, de prosperar la iniciativa que expongo a continuación, quizás el problema deje de existir.

Ya aviso que que me ha sorprendido gratamente la apuesta por una doble vía, por su contenido y por venir de IU-EB. Y es que se propone que la concesión de cualquier subvencion pública a una obra cultural o aun trabajo cientifico, implique, automáticamente, que el mismo “>se pueda distribuir bajo licencia copyleft. Adiós al copyright, adios al feudalismo cultural. Y si no les gusta, que se financien con fondos privados.

Es evidente que no es lo mismo hacer proposiciones desde el Gobierno que desde la oposición cuasiextraparlamentaria. De hecho, ya vimos como se retrato IU en el Congreso con el canon digital. Pero algo es algo. Yo les propongo que lleven el concepto a las Cortes, y que lo amplíen. Tan fondo público es la subvención directamente salida de las arcas del Estado como aquellas sumas que coactivamente se impone a las Televisiones privadas /públicas que se ven forzadas a financiar cine español. Ya esta bien de perseguir a aquel que esta financiando tu modus vivendi.

Más información | Proposición No de Ley Copyleft Ezker Batua Berdeak, Friki pero poco
En El Blog Salmón |Cómo comprobar si mi producto es bueno: aplicación al cine español, El cine español se despeña en la taquilla

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos