Compartir
Publicidad

El aceite en máximos de los últimos 10 años, estos son los motivos

El aceite en máximos de los últimos 10 años, estos son los motivos
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta campaña, los precios del aceite de oliva sigue aumentando sus precios batiendo récords con las cotizaciones en origen situándose en los 3,8 euros el kilo para el aceite virgen extra, 3,7 euros para el aceite virgen y 3,6 euros para el aceite lampante que necesita aún refinarse para el consumo humano.

Estos precios medios son parecidos a los que se alcanzaron hace ya una década y superiores a los que se tuvieron durante la crisis del año 1995, gracias a la sequía que se produjo, cuando los precios alcanzaron casi los 3 euros por litro de aceite.

Nos podemos preguntar: ¿A qué es debido esta subida de precios? ¿Cómo ha evolucionado una campaña a otra de aceite? ¿Cuáles han sido las consecuencias de la especulación?

¿A qué es debido esta subida de precios?

El sector productor e industrial estima que los precios se mantendrán así de altos durante los próximos meses por una producción inferior a la que se esperaba desde un principio para esta campaña.

Se han producido 1,3 millones de toneladas frente a lo previsto desde un inicio de 1.4 millones de toneladas. En el caso de nuestro país, esta situación se verá favorecida por las existencia de stocks de alrededor de 242.000 de toneladas de aceite.

Esto es un 29 por ciento por debajo de la media producida durante las 4 últimas campañas de aceituna, unas elevadas exportaciones y que se ha mantenido la demanda interior de la aceituna tanto de consumo humano como para aceite.

El sector entiende que se comportamiento alcista dentro del mercado se ha producido por unas lluvias insuficientes durante la campaña actual. La subida de precios ha conseguido mantener un fuerte el ritmo de la exportación y se ha sostenido el consumo interno.

¿Cómo ha evolucionado una campaña a otra de aceite?

Durante la campaña anterior, con precios también elevados, las exportaciones se consiguió ser elevadas con casi 900.000 toneladas de aceitunas con un mantenimiento de las ventas en los mercado de siempre y un aumento en países emergentes en la demanda de aceite como son China o Japón.

Australia, por otra parte, ha disminuido el consumo de aceite de anteriores campañas ya que han conseguido aumentar su producción propia. En el mercado de España también se ha producido una ligera recuperación hasta superar las 500.000 toneladas de aceitunas.

La estimación de producción de todos los países se encuentra para esta campaña entre los 2,8 y 2,9 millones de toneladas, frente a los 3,15 millones de toneladas que se produjeron durante en la campaña anterior.

En Turquía se espero un aumento de producción de 143 mil toneladas a 177 mil toneladas y en Marruecos se va a mantener en 130 mil toneladas, el resto de países se espera que la producción va a descender como se puede ver en la gráfica “Evolución campaña 15-16 y 16-17 de aceite”:

Evolucion Campana Aceitunas

Por otra parte, la producción de aceite en España ha pasado de 1,4 millones de toneladas a 1,3 millones de toneladas. En Italia también ha descendido de 470.000 toneladas a 330.000 millones de toneladas. La producción de Grecia ha pasado de 320.000 toneladas a 260.000 toneladas.

Túnez con una producción de 140.000 toneladas a pasado a 100.000 toneladas. Entre los mayores productores de aceituna del mundo ha habido grandes descensos.

Entre la producción de los países emergentes en la producción de aceite llegan con cantidades poco significativas como se puede ver en la gráfica “Producción países emergentes de aceite campaña 16-17”:

Produccion Emergentes

Los países emergentes en la producción de aceite no llegan a cantidades significativas, como sería las de Australia con 21.000 toneladas, Argentina con 25.000 toneladas, en Estados Unidos alrededor de 20.000 toneladas o China alrededor de 5.000 toneladas.

¿Cuáles han sido las consecuencias de la especulación?

La reducción de la producción es una de las claves para explicar la subida de precios del aceite pero no ha sido la única causa. Las cantidades almacenadas y la producción actual no es suficiente para atender a toda la demanda de España con un consumo alrededor de los 50 millones de kilos al mes.

Lo que ha sucedido para que haya pasado un aumento tan elevado de los precios tiene que ver con la especulación que existe en el mercado ya que el 50 por ciento del aceite se compra para revenderlo y sólo la mitad va directamente al productor que lo envasa.

Con este escenario el productor se está beneficiando del aumento de los precios, pero el envasador sufre ya que el precio de 3,7 euros por kilo de aceite virgen extra en origen supone que llega a los lineales de los supermercados alrededor de los 5 euros por kilo.

Este precio es elevadísimo para el consumidor, las tiendas, supermercados y grandes superficies los cuales presionan para que se disminuya el precio, por lo que el envasador es quien termina pagando los platos rotos del sector.

Por tanto, lo primero que hace el consumidor ante el aumento del precio pasa a *mezclar o incluso utiliza otros tipos de grasas mucho más baratas pero menos beneficiosas para la salud y de mucho peor calidad.

En El Blog Salmón | Expoliva, el debate de la reconversión del olivar

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio