Compartir
Publicidad

¿Ha alcanzado el turismo español su techo?

¿Ha alcanzado el turismo español su techo?
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el año 2017 el sector turístico tuvo un comportamiento espectacular. España batió récord por quinto año consecutivo en la llegada de turismo internacional, en un contexto especialmente delicado marcado por la incertidumbre política en Cataluña y los ataques terrorista sufridos en verano.

El sector consiguió aumentar un 8,9% su número de turistas hasta alcanzar la cifra de a 82 millones, lo que convertiría a España en el segundo país más visitado del mundo después de Francia, desbancando a Estados Unidos.

No obstante, los datos iniciales del mes de junio reflejan que el turismo español está perdiendo tracción, siendo un signo preliminar de que este año podría ser el primero que se rompa la trayectoria de récords consecutivos. De hecho, por primera vez desde el primer trimestre de 2013, la evolución del PIB turístico, correspondiente al segundo trimestre del año, quedaría por debajo del avance del PIB español.

Pib Turis

Los datos del turismo del mes de junio indican un freno

El primer dato que refleja la pérdida de fuelle del sector está en la tasa de cobertura del total de plazas ofertadas. En junio de este año se cubrió el 64,9% del total, una disminución del 2,1% frente al mismo periodo del año anterior. Del mismo modo, el dato de ocupación por plazas en fin de semana fue del 70,5%, lo que supone una caída del 1,8%.

Ocipa

Otro signo de la ralentización en el turismo lo encontramos en la evolución de la tasa anual del Índice de Precios Hoteleros (IPH). El dato del mes de junio refleja un avance de los precios hoteleros del 1,7%. Un contraste muy significativo con el incremento del 7,3% que se experimentó en el mismo mes del año anterior, es decir un diferencial en la tasa de crecimiento de 5,6 puntos porcentuales.

Varia

Uno de los indicadores clave del sector hotelero es el ADR -Average Daily Rate- o facturación media diaria de los hoteles por habitación ocupada. Si el año pasado la tarifa media por habitación ocupada era de 87,3 euros, este año se incrementa hasta los 88,7 euros, un 1,6% más. Sin embargo, el punto negativo de este dato es que los hoteles de cuatro y cinco estrellas prácticamente permanecen iguales en sus tarifas medias, lo que está vinculado con el turista de mayor valor.

Turismo

Los datos provisionales de junio que recoge la Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos incide especialmente en una reducción de del número de pernoctaciones de los residentes extranjeros y de la estancia media total, con unas variaciones del -1,77% y del -3,21% respectivamente.

Mayor competencia internacional

Este deterioro del crecimiento se debe principalmente a factores externos: Una mejor posición competitiva por parte del entorno Mediterráneo -descenso de la inestabilidad política en Egipto y Turquía-, el mejor clima en el Reino Unido y el Mundial de Fútbol que ha pospuesto la decisión de viaje en algunos de los principales mercados emisores, como el británico.

Según señala el estudio de Exceltur, la pérdida del mercado español se cuantifica en unos 149.500 turistas británicos y unos 109.000 alemanes, y señala que estas pérdidas se deben a las nuevas políticas de promoción en los mercados turísticos egipcio y turco.

Turquia

En el caso de Turquía, después de una serie de ataques terroristas, un intento fallido de golpe de estado y un referéndum en el que Recep Tayyip Erdogan fortaleció su poder, el país ha comenzado a restaurar su sector turístico.

Ya el año pasado el sector turístico turco marcó un punto de inflexión tras dos años de fuerte declive,con un crecimiento de alrededor del 18,9%. Las tasas de ocupación hotelera experimentaron el mayor crecimiento en de Europa con un incremento del 18%.

Por su parte, el turismo en Egipto alcanzó su nivel más alto en 2010, con un total de 14,7 millones de visitantes, pero la revolución de enero de 2011 causó algunos disturbios, seguido por la disminución del turismo. El turismo sufrió otro golpe devastador cuando un avión de pasajeros ruso se estrelló en el Sinaí a finales de octubre de 2015 y todos sus pasajeros murieron.

Tras el accidente aéreo, Rusia impuso una prohibición de viajar a Egipto, mientras que Gran Bretaña prohibió viajar al Sinaí. Así, el año siguiente, el turismo cayó a su nivel más bajo en años, y el número de turistas alcanzó los 4,8 millones.

Los flujos turísticos han mejorado tras la decisión del Banco Central de Egipto de hacer flotar la libra egipcia en noviembre de 2016, reduciendo a la mitad el valor de la moneda local e impulsando la competitividad del sector.

Egipto y Turquía están recuperando su turismo, mientras que Egipto tiene la mayor parte de esa recuperación, señalando que esta notable recuperación registró un aumento en el número de delegaciones turísticas receptoras en un 40% del mercado egipcio, seguido por un 30% para el mercado turco.

Factores internos que también influyen

La inestabilidad política en Cataluña es el principal factor negativo a identificar. A pesar de que se ha reducido notablemente en los últimos meses, sigue afectando principalmente a los turistas de business y de mayor gasto, que visitan Barcelona. Prueba de ello es que los precios hoteleros suben en tasa anual un 5,1% en Illes Balears, un 2,5% en Andalucía y un 1,8% en Canarias. Por el contrario, bajan un 1% en Cataluña.

También vimos el año pasado la puesta en marcha del movimiento "Tourists, go home" con diversas acciones coordinadas en contra del turismo. Esto ha podido suponer un factor recuerdo, decantando las decisiones de turismo para otros destinos.

O Turismo Barcelona 570

Ambos factores son de gran relevancia en la capital catalana. Por ello, se ha producido un descenso de los ingresos hoteleros en el segundo trimestre del año -caída del -9,6% en el acumulado marzo mayo, que impacta contra el 64,2% de los establecimientos-.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos