Compartir
Publicidad

Las eléctricas dan la espalda el mercado libre

Las eléctricas dan la espalda el mercado libre
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Las eléctricas dan una nueva vuelta de tuerca al mercado eléctrico.Mientras Iberdrola, Gas Natural y Unión Fenosa abandonan la comercialización de la energía al considerar que no es rentable, Endesa e Hidrocantábrico (filial de Energías de Portugal), se hacen con el mercado. Tanto es así que Endesa controla ya el 55% de este mercado.

Así que si alguien había pensado en abandonar el mercado a tarifa (con precios regulados por el estado y al que cualquiera puede acogerse, comprando la energía directamente a la distribuidora) se va a encontrar con bastante pocas opciones donde elegir, y en un mercado en el que algunos de los principales actores se niegan a competir.

Esto todavía se vuelve más confuso aún, al pensar que pasará dentro de unos años, pues el parlamento europeo ha aprobado la defunción del mercado a tarifa en 2011. Entonces, ¿Por qué abandonar la comercialización si en unos años sólo sobrevivirá este?. Pues hay varias razones. Endesa, por ejemplo, dispone de potencial para producir mucha más energía de la que vende en el mercado a tarifa y a sus grandes clientes, por lo que comercializar energía supone asegurar más producción. Iberdrola, sin embargo, está en el bando contrario, ya que tiene su producción asegurada. Esto se debe a que buena parte de su energía procede de instalaciones que están acogidas al régimen especial (Energías limpias y cogeneración), por lo que REE recoge toda la energía que procedan de estas instalaciones.

Además ocurre que los precios mayoristas de la energía (el "pool" de la energía en el actúan comercializadoras de una parte y generadoras de otro), son bastante superiores a los del mercado a tarifa, por lo que todo el mundo quiere vender y nadie compra a menos que sea estrictamente necesario. Al final todo se esto se está convirtiendo en un esperpento de magnitudes incontroladas, ya que las leyes europeas obligan a partir del 2011 a que el mercado esté totalmente liberalizado, por lo que desaparecerá el mercado a tarifa.

Todo un desafío para el gobierno, que debe garantizar una transición tranquila y unos precios asumibles por los consumidores. Ya realizó un primer intentó al limitar el precio del pool, pero entonces Iberdrola ejerció una presión insostenible, que obligó al regulador a dar marcha atrás. ¿Cuál es la mejor solución?¿Cómo arreglar este desaguisado? Veremos, todo depende de la habilidad Joan Clos recién nombrado ministro del ramo.

Vía | La Vanguardia En El Blog Salmón | Posts sobre energía.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos