Compartir
Publicidad

Mucho protestar pero las estrellas todavía ganan dinero

Mucho protestar pero las estrellas todavía ganan dinero
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En estos momentos estamos viviendo tiempos interesantes con el crecimiento del Internet y de su impacto generalizado sobre los modelos de negocio. En estas páginas hemos hablado mucho sobre este impacto y sobre la necesidad de toda empresa de reinventar su modelo de negocio para tener en cuenta las nuevas formas de actuar de los consumidores y, también, para tener en cuenta las nuevas herramientas que les permiten hacer más y distintas cosas a estos consumidores.

Uno de los sectores que más ha gritado en contra del impacto de la web sobre su modelo de negocio, y de los que menos se han modernizado para hacer frente a estos nuevos impactos, es el de las discográficas. Estas empresas han decidido que lo mejor es acudir a sus amigos los políticos para que estos establezcan canones, leyes y penalidades para que la industria cobre, como si establecer barreras al desarrollo es una forma de crear negocios sostenibles.

Los artistas de renombre, al mismo tiempo que están ayudando a sus discográficas a presionar a los políticos del mundo, y esto no es sólo un problema que vemos en España, entienden que hay formas donde pueden cobrar y bien. En la tabla, de la revista Pollstar, vemos a los artistas que más han generado ingresos de sus conciertos y giras, durante este año, y no se pueden quejar de que están en un negocio donde lo tienen difícil para comer, la impresión que nos dan cuando les oímos protestar.

No obstante los ingresos potenciales que existen, las protestas y las presiones continúan y algo están consiguiendo. Esta vez no se aprobó la nueva ley Sinde de la Ministra de Cultura pero, con promesas y cesiones, conseguir los votos que les falta es muy posible. Tampoco hay que menospreciar el éxito hasta la fecha de las presiones de estos artistas, ya que han conseguido mucho hasta ahora. Un canon que concluye que todos somos culpables y, por lo tanto, debemos pagarlo, no es mal trabajo, bajo su punto de vista. Culpables hasta que demostremos lo contrario y, además, no tenemos ni la posibilidad de demostrar lo contrario.

Por lo menos algunos en la industria están viendo que todavía tienen un problema y están abriéndose a buscar soluciones alternativas que tienen en cuenta el mundo moderno. Hoy mismo vimos una reunión y, aunque no estuve presente y no conozco los resultados, por lo menos se está hablando. Con la creatividad de estos artistas y la que existe en el mundo del Internet y con buena voluntad, quizás lleguemos a propuestas creativas que no requieran el cierre de la web.

Es verdad que los artistas que no tienen nombre de estrella, no tienen capacidad para ganar las cantidades que vemos en la tabla, pero deben hacer su trabajo para hacerse conocer, crear y desarrollar su audiencia, generar ruido con conciertos locales y pequeños y subir la escalera al estrellato. Eso o meterse en Operación Triunfo, también criticado por las estrellas. Si los desconocidos piensan que los poderes establecidos, la SGAE y las estrellas que dicen que hablan en su nombre, realmente les van a abrir puertas, desgraciadamente lo tendrán complicado comer.

Ofrecer algo que el mercado quiera consumir, hacerse conocer paso a paso y promocionarse utilizando las nuevas herramientas que otros están criticando es el camino para llegar a algo. Los que quieren ignorar el desarrollo, levantar barreras, entorpecer la modernización y sentarse en casa esperando el cheque del canon, lo tienen claro.

Vía | BBC Mundo
En El Blog Salmón | Compra el libro una vez y léelo como quieras y El Canon Digital es ilegal, qué bien suena

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos