Shein, la tienda online china, que da un vuelco a la estrategia de Inditex y H&M y afectará a nuestro bolsillo (para bien)

Shein, la tienda online china, que da un vuelco a la estrategia de Inditex y H&M y afectará a nuestro bolsillo (para bien)
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

Si tienen hijas en edad adolescente es posible que este nombre les suene: Shein. Y es posible que muy a menudo reciban en sus casas paquetes de esta marca, pues causa furor entre la generación Z por ser un marketplace de ropa muy asequible y con mucha profundidad de portfolio.

Hablamos de Shein, la marca online china que a golpe de descuentos se ha colado en los primeros puestos del consumo de ropa de los españoles. Porque ya no son solo adolescentes ansiosos por estrenar look cada fin de semana en función de sus posibilidades; también los adultos pican cada vez más en esta página web, que tiene todo tipo de ropa (formal, informal, deportiva, premamá, para eventos, de baño, tallas grandes, pequeñas...) a un precio muy bajo.

Es China, ya saben, el gran productor y almacén mundial, competir a precio con ellos es prácticamente imposible desde la óptica occidental. El tema es que ya no es solo cantidad, también es calidad.

De un tiempo a esta parte, Shein ha mejorado y mucho la calidad de sus prendas. Ha abierto almacenes en Europa y ha permitido que los pedidos lleguen mucho antes (antes podían tardar un mes perfectamente), pasando a ser una seria competencia para los grandes de este mercado: el imperio Inditex y H&M (esta última menos).

Mantiene precios mientras Zara y compañía los suben

Precisamente, en el contexto inflacionista que nos movemos, el cliente va más que nunca al precio. Ya no importa tanto la calidad de las prendas; buscamos vestirnos de forma lo más barata posible. Y siguiendo las modas, vaya.

Y esa función Shein la cumple. Aunque, como ya hemos mencionado, la calidad es bastante buena si tenemos en cuenta su precio. Por ello, esta marca ahora mismo permite vestir a toda la familia sin dejarnos medio sueldo, porque Shein no ha subido apenas precios desde que comenzó todo el proceso inflacionista.

Justo al contrario que sus grandes competidoras, Inditex, H&M y compañía. Los asiduos (y no tan asiduos) a estas firmas han notado que desde hace un año los precios no dejan de subir. Si antes por unos 150 euros uno salía con ropa para la temporada, ahora se necesitarían más de 200 euros para cubrir las necesidades (básicas) de ropa de una estación.

Esto se debe a varios factores. Por un lado, la subida de precios. Como todos sabemos, las materias primas han subido, la energía...y todo eso las marcas lo acaban repercutiendo al cliente. Y, por otro, la centralización de actividad.

Se lo venían reclamando tras la tragedia del Rana Plaza, en Bangladesh, donde murieron miles de personas que trabajaban prácticamente hacinadas para la industria textil mundial. Las firmas 'low cost' han producido en estos países para abaratar sus precios gracias a las miserables condiciones de trabajo, algo que las nuevas políticas de sostenibilidad y ética medioambiental están cambiando.

Por ello, firmas como Zara o H&M, o Mango, producen cada vez más en Europa, lo que también supone un incremento de los precios. Pero el consumidor también ha declarado querer pagar más si se aseguran un mayor respeto social y al medio ambiente.

Aunque ahora, en un contexto inflacionista, se vuelve a buscar el precio bajo, el chollo. Y eso lo encontramos en Shein si queremos ropa barata, bonita y buena. Por el momento, esto no está haciendo cambiar la estrategia de los grandes players del textil, aunque si notan que la china va robando cada vez más clientela, puede que acaben copiando su modelo barato. Pero sería volver a las mismas de antes...con lo que eso conlleva.

Temas
Inicio