Compartir
Publicidad

Los trabajadores domésticos en pie de guerra, todos los detalles

Los trabajadores domésticos en pie de guerra, todos los detalles
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los últimos días hemos visto en las noticias grupos de mujeres de edades y procedencias distintas reunidas para conseguir el mayor número de compañeras, como forma de presión ante la situación de las empleadas del hogar y de los cuidados.

Consideran que están viviendo, por los diferentes gobiernos que pasan, discriminación e invisibilidad como sector y reclaman los mismos derechos que el resto de los trabajadores.

Nos podemos preguntar: ¿En qué situación están los trabajadores del sector doméstico para salir a la calle a reclamar sus derechos?

Los trabajadores domésticos el sector con peores condiciones en España

Las empleadas del hogar y de los cuidados están reclamando cosas tan básicas como un subsidio por desempleo, un convenio colectivo y otras herramientas que sirven de ayuda para evitar los abusos dentro del sector.

Más de 600.000 personas, de las cuales el 96 por ciento son mujeres, en torno a un tercio no están dadas de alta en la Seguridad Social, y una gran parte, de origen extranjero, que cada día limpian casas o atienden a ancianos, niños o discapacitados.

Se ha movilizado por la enmienda 6.777, presentado el mes de mayo por el Partido Popular a los Presupuestos Generales del Estado. Esta iniciativa retrasaba a 5 años, del 1 de enero del 2019 al 1 enero del 2024, la equiparación del sistema de cotización de las empleadas del hogar al régimen general de la Seguridad Social.

Los derechos del sector se retrasan hasta el 2024

El Partido Popular justificó esta decisión con un intento de evitar una serie de efectos negativos como la generación de nuevas obligaciones para los empleadores de estos trabajadores domésticos. Pero, claramente el gran perjudicado de esto son los empleados, ya que tienen mayores lagunas de cotización en un sector donde las jubilaciones ya son muy bajas, porque el trabajo sin contrato está a la orden del día.

Los trabajadores domésticos ya dieron un paso fundamental en el año 2011, cuando consiguieron un compromiso con el Gobierno de entonces para introducirlos en el régimen de la Seguridad Social, Pero entonces se pactó un sistema especial con menores derechos de los que habitualmente tienen otros sectores en España.

Para las cotizaciones se fijó un periodo transitorio que debía concluir el próximo año, y que ahora se va a posponer hasta el año 2024. Además, factores como la prestación por desempleo, la inclusión en una ley de riesgos laborales o fórmulas para evitar el despido libre sin protección quedan fuera del alcance de este sector.

El sector se siente discriminado por el trabajo que realiza

En las manifestaciones que hemos visto por las noticias frente al Congreso de los Diputados, grupos de mujeres tenían en sus manos fregonas o escobillas del baño. Se está sufriendo una oleada feminista en este sector para reivindicar el derecho de la mujer y darle fuerza a sus reclamaciones.

Claramente hace falta una reorganización de la sociedad que tenga en cuenta la absoluta feminización e invisibilidad de los cuidados y el sector cree que las 2 luchas están muy unidas.

Por otra parte, muchos de los trabajadores del sector siente que si trabajas limpiando o cuidando suelen mirar por encima del hombro, por tanto se siente una discriminación. Han encontrado el asociacionismo la forma de lograr hacer presión a las diferentes organizaciones.

El Gobierno del PSOE se compromete analizar la situación

Las reivindicaciones del sector ha logrado poner al Gobierno del PSOE en una difícil situación. Por una parte, la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, cree que existe una necesidad de ampliar los derechos de este sector.

Pero Magdalena Valerio, al mismo tiempo, admite la dificultad de tomar decisiones inmediatas teniendo en cuenta que el gasto para el 2018 está limitado por el Presupuesto que ha dejado el PP para el Gobierno del PSOE. Aquí se escuda que no son sus Presupuestos y no están de acuerdos con ellos, pero deben gobernar con ellos.

Mientras, el Gobierno del PSOE se plantea qué medidas se deben desarrollar para atender las reivindicaciones del sector. Así, el Ministerio de Trabajo dicen que van a trabajar para ratificar el convenio 189 de la OIT que se firmó en 2011 y fue ratificado por 25 países, pero no por España, para así conseguir ampliar los derechos del sector.

Por tanto, Magdalena Valerio, se ha comprometido públicamente que tiene la voluntad en estudiar el desarrollo y coste del convenio del sector, teniendo en cuenta que este año el gasto está muy limitado.

En El Blog Salmón | Hace falta una nueva reforma laboral

Imagen | Flirck

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos