Publicidad

Comunitae

Publicidad
Publicidad

Noticias de Comunitae en El Blog Salmón

Hace unos días, en una reunión informal en Madrid de gente relacionada con la economía, internet, bolsa y las finanzas nació un grupo de amigos que mediante propuesta de Juan Sainz de los Terreros pasó a denominarse Club Barbieri. Este club, conformado incialmente por 9 personas pero abierto a muchos más, resolvió una encuesta que se planteó en aquella cena informal sobre los préstamos P2P en España y su futuro inmediato.

Alguién preguntó qué futuro tenía Comunitae y su modelo de préstamos persona a persona, como ente comisionista que opera como intermediario puro y duro. De las nueve respuestas que se obtuvieron, dos se decantaron por no opinar sobre el modelo por respecto y vínculo con los directivos y personal que trabaja en la empresa; el resto, vaticínó la desaparición de Comunitae entre uno y tres años en el mejor de los casos. ¿Cual es mi opinión al respecto?

Mi opinión particular sobre Comunitae no es tan negativa como pueda parecer a priori, aunque bajo mi punto de vista, debe modificar dos cuestiones básicas si no quiere desaparecer en breve de la red: Crear una entidad de dinero electrónico que comience a darle liquidez al mercado de préstamos, operando como entidad financiera mixta. Actualmente no deja de ser una mera plataforma comisionista. Eliminar las condiciones de venta de créditos impagados de los particulares a empresas de recobros. Para que nos entendamos cómo funciona esta cláusula, supongamos que yo le presto 100 euros a otra persona y que después de tres meses, ese préstamo es declarado fallido. Comunitae puede vender se préstamo fallido a una empresa de recobros, normalmente por el 15-20% del principal prestado en el mejor de los casos, y redistribuye el dinero conseguido entre los prestamistas en el mismo porcentaje.

Es decir, Comunitae ha decidido transferir el riesgo, materializar una pérdida del 80% en mi préstamo y no darme opción al recobro judicial de la deuda. Obviamente, si yo asumo el riesgo de la operación, yo debo decidir si vendo o no vendo dicho préstamo, no el mero comisionista. Nadie con dos dedos de frente va a entrar con una cantidad importante de dinero para prestar manteniendose esa cláusula.

Por último, el futuro de la banca tradicional no tiene competencia con el modelo P2P, porque tal y como se ha comprobado por ahora con las cifras del modelo de Comunitae, existe un amplio grupo de personas que están excluidos del crédito por no gozar de propiedades o de estabilidad financiera, sin olvidar tampoco que los límites crediticios ofrecidos no cubren las necesidades financieras básicas.

Más Información | Comunitae En El Blog Salmón | La banca 2.0 y las financiaciones P2P, El P2P llega también a los préstamos

Publicidad
Inicio