Alimentos caen 10% desde febrero, según la FAO

Síguenos

Precios commodities

En el último informe publicado por la FAO, la Organización para la Agricultura y la Alimentación de la Naciones Unidas, se señala que los precios de los alimentos han caído un 10% desde febrero. El Índice de Precios de Alimentos de la FAO (FFPI) alcanzó un promedio de 215 puntos en noviembre, un punto por debajo de octubre, pero el 10 por ciento (23 puntos) por debajo de su pico de febrero 2011, cuando batieron su récord histórico. Según estos datos, la tendencia de los precios ha sido decreciente durante gran parte de 2011, a diferencia de 2007, 2009 y 2010, en que fueron al alza. Los precios vivieron un período de fuerte descenso desde mediados de 2008, tras el estallido de la crisis (ver gráfica).

En los últimos diez años, el precio de los alimentos se ha incrementado a niveles no vistos en más de un siglo, coincidiendo con el fuerte incremento de la demanda alimentaria de China e India, y también con el aumento de la especulación financiera en productos básicos. Si bien los precios de los alimentos están siempre expuestos a la volatilidades propias del ciclo económico y las cosechas, ahora se ven expuestos a las volatilidades de la especulación financiera y también, hay que decirlo, a las convulsiones sociales y políticas que han sacudido durante el año a Africa y Europa.


FAO Index price

En esta oportunidad la caída de los precios está influenciada por dos factores: primero, el sustancial aumento de las cosechas de cereales en países de Asia y Rusia (se recuperaron y superaron los niveles de años anteriores; los datos de 2010 fueron muy malos para la agricultura rusa); y por otro, la caída de la demanda y el deterioro de las perspectivas económicas en la economía mundial. Los datos de la FAO confirman un nivel sin precedentes en la producción de cereales para este año: 2.323 millones de toneladas, lo que representa un incremento de 3,5% respecto a 2010. Entre los cereales, el trigo aumentó un 6,5%, pero se redujo la producción de maiz y arroz por malos datos en Estados Unidos e Indonesia.

Si bien la caída de los precios es siempre una buena noticia, esta vez no podemos evitar la comparación con julio de 2008, cuando los precios de los alimentos comenzaron a descender, meses antes de la quiebra de Lehman. No olvidemos que la recesión en Estados Unidos se inició oficialmente en diciembre de 2007. La caída actual de los precios puede ser también el signo de una recaída en la economía global. Habrá que esperar los datos de diciembre para ver hasta qué punto avanza la deflación en un sector clave de la economía. Por ahora, solo podemos advertir que mientras los bancos no sean capaces de mantenerse en pie por si mismos y requieran el respiradero artificial del BCE, la economìa mundial seguirá en reversa.

En El Blog Salmón | Recesión hace olvidar la crisis alimentaria, El retorno de la crisis alimentaria
Imagen | FAO

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios