La combinación fatal de austeridad y desempleo sumerge a Europa en la recesión

Síguenos

unemploy

Las numerosas medidas adoptadas por los gobiernos y las organizaciones europeas para contener los riesgos de inestabilidad económica y financiera no han producido los resultados deseados. Por el contrario, la crisis de la deuda soberana y la fragilidad del sector bancario (curiosamente, demasiado grande para caer), ha socavado la confianza, lo que dificulta la inversión, paraliza la economía y aumenta aún más el ya elevado nivel de desempleo. La fatal combinación de austeridad y alto desempleo ha arrastrado a Europa a una recesión que era plenamente evitable.

A modo de consuelo podemos decir que esta vez que Europa no sufrirá sola. El contagio ha golpeado a Estados Unidos, a los países asiáticos y a los países emergentes. Estados Unidos comenzó a experimentar un ligero retroceso y China y Japón han entrado en contracción. La nación nipona experimentó el año pasado su mayor déficit comercial en 30 años, demostrando que el terremoto y la tragedia de Fukushima tuvo efectos negativos muchos mayores a los estimados.

Estas noticias han sido suficientes para que el Fondo Monetario Internacional actualizara a la baja sus previsiones económicas para 2012. Según las nuevas cifras dadas a conocer esta semana, el crecimiento mundial será sólo de un 3,3 por ciento frente al 4% previsto hace tres meses, en su Panorama Económico Mundial de octubre. La zona del euro entrará en una recesión, por ahora pequeña, y se estima que los diecisiete países registrarán un crecimiento negativo de -0,5% este año.

Para Estados Unidos las previsiones de crecimiento también han descendido: desde el 2,5 por ciemto al 1,8%, mientras que los grandes países emergentes comienzan a pagar un alto precio por la crisis europea. La caída de las exportaciones y el comercio disminuirá el crecimiento de China desde el 9,2% registrado en 2011 al 8,2% para 2012. Este descenso es significativo, ya que cada décima de caída implica decenas de miles de puestos de trabajo perdidos. Otras grandes economías de Asia (India, Indonesia) se verán afectadas de la misma manera. En América del Sur, Brasil alcanzará el 2,9% frente al 3% previsto inicialmente.

La crisis que se avecina no sólo afectará el crecimiento. En su Informe sobre la estabilidad financiera mundial, el FMI señala que los riesgos financieros que pueden descarrilar a la economía global están aumentando, en parte debido a las incertidumbres relacionadas con la crisis de la deuda soberana de la zonaeuro, y la situación de Grecia.

Todas estas malas noticias han llevado al FMI a cambiar el discurso y pedir menos austeridad y recortes, aunque ya el daño está hecho. Algo tarde se da cuenta la policía de la disciplina económica que los planes de austeridad, en períodos de crisis, y aplicados al azar, conducen al desastre. Ahora que con sus decisiones y presiones agravaron más el problema, los señores del FMI piden planes de estímulo y declaran que todos los países no deben actuar de la misma manera en sus objetivos de balance. Ahora que se les pasó la mano con los recortes, e improvisaron con erróneas políticas económicas, vienen a cambiar el discurso. Ahora que la economía chocó con el iceberg y se agotan los botes salvavidas, el FMI viene a decirnos “sálvese quien pueda”.

En El Blog Salmón | Alto desempleo amenaza con crisis permanente, ¿Y si nos vamos a los 6 millones de parados?
Imagen | roctober

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

28 comentarios