Sigue a

martin-varsavsky.jpg

Martin Varsavsky, nos trae unas ideas de cómo el gobierno español deben mejor atender a los problemas que sufre España. Dice correctamente que en general se están tratando los problemas como problemas financieros, pero que la situación financiera complicada oculta los problemas fundamentales de la economía, que seguirán ahí, incluso si nosotros o Europa resolvemos los problemas financieros. Hay que decirlo y repetirlo ya que no se enteran los que quieren volvernos al status quo ante que esa situación es precisamente la que nos situó en el camino a la situación desastrosa en que nos encontramos.

Varias veces Sr. Varsavsky nos ha dado sus fórmulas para ayudar a sacar a España de los líos en que se encuentra, comentadas en estas páginas y también propuestas directamente al Ministro de Hacienda y Administraciones públicas, Cristóbal Montoro, y sus propuestas suelen ir en dirección de ayudar a que se invierta más, se contrate más y se eliminen los obstáculos a la consecución de más de estos elementos. Fundamental para salir de la crisis de forma sólida y sostenible.


Una vez más, Sr. Varsavsky nos trae sus ideas de cosas que se pueden hacer que beneficiarían al país muchísimo más que continuar en el mismo camino de gastar más y más de los distintos niveles de gobierno del Estado español.

Esta mañana, nuestro nuevo editor, JM, nos trajo Siete lecciones que deberíamos aprender de esta crisis, que resume muy bien varias lecciones que espero que nuestros líderes aprendan para que no volvamos a la situación anterior, es decir, el camino inevitable a otra crisis, tan inevitable como era el camino en que estábamos en los años del boom que nos llevaron a esta crisis.

En su quinta lección de su lista, JM nos dice lo siguiente:

La austeridad como única y exclusiva alternativa a esta crisis ha resultado infructuosa. No es que el gasto público excesivo sea la mejor opción ni mucho menos, pero colocar como prioridad absoluta la reducción del déficit sin estímulos para el crecimiento ha concluido en un ahogamiento de la economía y, por ende, en una segunda recesión.

Los que hemos pedido la reducción del gasto indiscriminado que es lo que se ha visto durante estos años de crisis, además, hemos pedido políticas económicas que si funcionarían y que van mejor dirigidas a ayudar a la inversión y a la creación de empleo.

La respuesta a esta quinta lección no es dejar de preocuparse de malgastar, la respuesta correcta debe ser que, además de frenar el despilfarro, hay que introducir medidas que sean reales, creíbles, impactantes en los objetivos que se buscan y sostenibles. Gastar por gastar de forma indiscriminada no es ni real, ni creíble, ni impactante en los objetivos que se buscan, sólo en subir el déficit y en la deuda, ni sostenible. No se necesitan más evidencias que la realidad, que el gastar por gastar no lleva a ninguna parte buena.

Sr. Varsavsky comenta muy acertadamente que, incluso si la prima de riesgo española baja a los niveles deseados, con o sin la ayuda de Alemania, o si se equilibrara el déficit estatal a niveles sostenibles en ojos de los mercados, “…una gran parte del problema de España seguiría sin resolverse: la enorme cantidad de españoles que no tiene nada que hacer.” Todo lo que el anterior gobierno y lo que, hasta ahora, este gobierno han hecho ha sido con el objetivo de volvernos a lo de antes pero han hecho poco o nada para llevarnos a resolver el problema de base de esta economía, manifestada, una vez más, por el nivel más alto de desempleo de Europa, como nos comentó Aurelio esta mañana, medalla de oro otra vez en desempleo.

Y que no nos digan, ni los anteriores ni los actuales gobernantes, que han atendido a este problema con las varias ‘reformas laborales’ que sólo han sido los poderes establecidos, los sindicatos y las organizaciones de empresarios, haciendo lo que siempre hacen, se sientan, negocian y esperan que el gobierno de turno se incline en una dirección u otra, sin ninguna de las direcciones atacando al problema de base, la flexibilidad empresarial de este país. ¡Atentos, me enfoco en la falta de flexibilidad empresarial no en la falta de flexibilidad laboral que en España es la forma de conseguir sólo bajar los sueldos a los grupos que menos ingresan, como si los mileuristas son el problema de la economía española!

Por eso me gustan las medidas que comenta el Sr. Varsavsky que se enfocan en impactar la inversión, la iniciación de nuevos negocios y el inevitable crecimiento del trabajo. Utiliza el ejemplo de Estados Unidos, que no hay que copiar ciegamente, pero cuando “el 11% de los empleos vienen de las start ups que son responsables por el 21% del PIB“, algo tiene para recomendarse esto de los nuevos negocios.

Sr. Varsavsky pide abaratar las cargas públicas asociadas al empleo, en vez de abaratar el coste del despido, recuerda correctamente que los que nos están mirando desde fuera no sólo miran las cuentas públicas y la deuda estatal, pero también miran qué medidas creíbles hay para permitir la creación de empleo, entendiendo que los trabajadores, con sus trabajos, sus sueldos, sus impuestos y su consumo ayudarán de forma importante el problema del déficit.

Finalmente, Sr. Varsavsky ofrece unas medidas, “para tiempos de crisis”, de crear una zona franca donde empresas con menos de diez empleados reciben tres años de vida sin impuestos, cargas, seguridad social e indemnizaciones, hasta que la empresa supere los diez trabajadores, sea rentable o pase los tres años. Esta es una más de las medidas que se podrían introducir para fomentar el inicio de nuevos proyectos y permitir más flexibilidad y respiro a las muy pequeñas y medianas empresas.

Muy buena idea, aunque yo añadiría algo más. Que no sea sólo “para tiempos de crisis”, que sean medidas para siempre. Las muy pequeñas y medianas empresas ofrecen mucho a un país y lo importante no es sacarles el máximo posible desde el primer día. Si se establecen y mantienen, estas muy pequeñas y medianas empresas ofrecen muchos trabajos y crean mucha riqueza que repercutirá a la sociedad y a las arcas del Estado en muchas distintas formas que no tienen por qué ser las directas.

Vía | Blog de Martín Varsavsky

En El Blog Salmón | Martín Varsavsky: “Qué deben hacer los países del sur de Europa”, ¿Qué saben los políticos y los funcionarios de invertir en nuevos negocios? y España sigue fracasando en la creación de nuevas empresas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios