Compartir
Publicidad

Groupon, crónica de una OPV desastrosa

Groupon, crónica de una OPV desastrosa
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La empresa de la ‘nueva economía’, Groupon, sigue organizando su salida a bolsa a través de una oferta pública de acciones (OPV) que resultará en la cotización de sus acciones en bolsa estadounidense Nasdaq. Hasta ahora, esta empresa ha tenido varios intentos de organizar su OPV y estos intentos han sido entorpecidos por alguna falta, algún error, algún deliz o alguna torpeza por parte de los involucrados.

Inicialmente lanzaron un valor de empresa de entre $25.000 millones y $30.000 millones, ahora se está hablando de una posible salida a $11.400 millones (8.230 millones de euros), como se comentó hace poco en estas páginas, y he oído decir que con $3.000 millones deberían estar encantados.

Desde que anunciaron su OPV, la empresa tuvo problemas con la gestión del proceso. Fueron, y siguen siendo, cuestionadas sus interpretaciones de cómo medir y cómo contabilizan sus ventas, con la interpretación más conservadora forzándoles a reducir las ventas que tienen en su folleto informativo a la mitad y, aunque muchos piensen lo contrario, las bolsas suelen exigir proyecciones de los datos financieros bastante conservadoras.

Aparte de que se está cuestionando sus números financieros, también han tropezado en términos de cómo están suministrando información. Parece que no conocen las palabras ‘quiet period‘ (Período de Silencio), ese periodo después del lanzamiento de su folleto informativo donde no pueden facilitar información fuera del proceso, es decir, o te callas o corriges el folleto informativo que has lanzado.

Pues no, los genios de Groupon decidieron lanzar información a los empleados hablando del futuro de la empresa, de lo buena que es y de sus buenas perspectivas financieras. Como suele ocurrir con estas cosas, la información se filtró e incumplieron las normas del proceso, normas que ellos mismos han firmado…sin enterarse parece ser. Al final, fueron forzados a adjuntar este documento interno para que todos dispongan de la misma información al mismo tiempo. Supongo que estos genios de Groupon no han oído las palabras ‘inside information‘ (información privilegiada) y que no está permitido diseminarla en situaciones donde se pueda aprovechar illegalmente o, si han oído estas palabras, no tienen ni idea lo que significan.

Por lo que veo, parece que consideran que el folleto informativo es opcional y lo que contiene puede ser tratado como una idea general de lo que piensan hacer y pistas de donde creen que pueden ir los tiros. Pues no, para que se enteren los directivos de Groupon responsables de su salida a bolsa, el folleto informativo es un documento legal que tiene exigencias sobre qué se presenta y cómo se presenta, debe incluir toda la información disponible, relevante y material sobre la empresa, sus actividades y su futuro y, también, todo lo relevante sobre los directivos, sus obligaciones y sus conflictos de interés y potenciales conflictos de interés cara al futuro.

Han dado la impresión que no tienen ni idea de lo que es esto de salir a bolsa y que son niños queriendo jugar con los mayores en la bolsa.

Por otra parte, Groupon se está enfrentando a retos muy importantes relacionados con su modelo de negocio. Muchos de los comerciantes, la columna vertebral de su negocio, están cuestionando el valor de Groupon para sus negocios a largo plazo. Están cuestionando si merece la pena ofrecer a Groupon grandes descuentos con la esperanza de que les traigan clientes nuevos, atraídos por los descuentos en oferta, y que estos clientes nuevos vuelvan más veces. Los comerciantes dicen que esto no está pasando como se les habían prometido.

Estas dudas están haciendo a muchos cuestionar el negocio mismo, que sea escalable y que, si sobrevive como negocio, que sobrevivirá como negocio marginal. Estas incertidumbres también están llevando a muchos inversores a cuestionar las proyecciones suntuosas que Groupon está presentando.

Las dudas están surgiendo de todas partes, de los clientes, de los socios, de los inversores, incluso de la bolsa, la Nasdaq y Groupon sigue como si no pasa nada.

En El Blog Salmón | Groupon se valora a si misma en 8.230 millones de euros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos