Moody's explica su reducción del rating de Francia

Síguenos

moodys-logo1.jpg

Moody’s acaba de anunciar la reducción del rating soberano de Francia un nivel, de su mejor rating de Aaa a Aa1, y además con perspectiva negativa, que es cuando estiman que el siguiente movimiento más probable será una reducción de rating. Esta decisión sigue la misma reducción que vimos por parte de la otra grande de los ratings, Standard & Poor’s, que le quitó la anhelada triple A de Francia en enero de este año, cuando resaltaron lo siguiente:

Resaltan la fortaleza de Francia con su economía rica, diversificada y resistente y su fuerza laboral cualificada y productiva. No obstante, les preocupa el alto nivel de deuda estatal y las rigideces en su mercado laboral y se tendrá que esperar a las reformas prometidas para ver su impacto.

Para llegar a su decisión de reducir el rating, Moody’s nos ha dado tres factores claves interrelacionados que les llevó a su decisión, que resumo a continuación:

  1. A largo plazo las perspectivas de crecimiento económico se ven negativamente impactadas por varios problemas estructurales, incluyendo la pérdida gradual y sostenida de la competitividad y la rigidez desde hace mucho tiempo en los mercados laboral, de productos y de servicios.
  2. La perspectiva fiscal es incierta como resultado de su esperado deterioro económico, tanto en el corto plazo, debido a la menor demanda interna y externa, como en el largo plazo, debido a las rigideces estructurales mencionadas anteriormente.
  3. La previsibilidad de la resistencia de Francia a futuras perturbaciones en la zona del euro es cada vez menor en vista a los crecientes riesgos para su crecimiento económico, su desarrollo fiscal y su coste de financiación. La exposición de Francia a la Europa periférica a través de sus vínculos comerciales y su sistema bancario es desproporcionadamente grande, y sus obligaciones contingentes de apoyo a otros miembros de la zona del euro han ido en aumento. Por otra parte, a diferencia de otros países de la zona del euro que llevan calificaciones igualmente altas, Francia no tiene acceso a un banco central nacional para la financiación de su deuda en caso de perturbación del mercado.

Algunos recordarán cuando dije en estas páginas lo siguiente sobre las consecuencias de que los países fuertes entren a garantizar las deudas de los países débiles:

¿Qué harían las empresas de rating con los ratings de Alemania y de los otros países fuertes si tomaran toda esta deuda? Y eso sin hablar de Francia, un país que parece que está entre los fuertes pero no por mucho tiempo si garantizara tanta deuda adicional.

Pues lo estamos viendo. Los que piensen, que son muchos y casi todos nuestros comentaristas, que es salida fácil que los países ricos cubran las necesidades de los países pobres supongo que verán que no hay capacidad financiera en todos los países ricos juntos para resolver los problemas de deuda de los pobres si estos no siguen el camino de políticas económicas ortodoxas y sostenibles. Suena bien continuar en el camino del gasto y dejar el problema a otros pero en el mundo real, el mundo en que yo vivo, esos sueños no cuelan.

Vía | Economist (en inglés)

En El Blog Salmón | Moody’s explica su reducción del rating de España y S&P nos explica su análisis de los ratings de Francia, Alemania y España

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

30 comentarios