Compartir
Publicidad

Sudáfrica, un país de desigualdades económicas (I)

Sudáfrica, un país de desigualdades económicas (I)
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Hace apenas 10 días tuve la suerte de hacer un viaje a uno de los países que más curiosamente están viviendo ésta crisis económica mundial: Sudáfrica. Actualmente es uno de los países más ricos de todo el continente africano sobre todo por que antes de sus grandes problemas políticos de segregación racial contó con grandes inversiones y visitantes holandeses, belgas y sobre todo ingleses.

En esta primera entrada, me gustaría destacar sobre todo su economía en forma macro, por que aunque pueda parecer ciertamente muy subdesarrollado no es así; es un país casi autárquico en cuanto a productos y que posee una extensión tan grande que casi ha sido capaz de desarrollar cualquier tipo de agricultura dependiendo de la mejor situación para ella.

Cuando hablo del fenómeno autárquico me refiero a que Sudáfrica posee la gran capacidad de autoabastecerse de todos los productos básicos que necesita para una vida normal de sus ciudadanos. Es un país que posee una gran cantidad de costa, casi el doble de España (el país en total en 3,5 veces nuestro país de grande) por lo que posee una gran sector pesquero y gran exportador a todo el mundo de productos tan exquisitos como la langosta.

Es gran generador de productos cárnicos y vegetales ya que aunque gran parte de los terrenos altiplanos entre Ciudad del Cabo y Johannesburgo conformen el desierto del Kalahari, el resto han sido fuertemente explotadas para este tipo de actividades que pueden abastecer al país de forma mucho más barata que importarlo por avión o por barco.

Otro de los grandes problemas de Sudáfrica es lo que concierne a la parte energética. Es un país que no puede importar de otro países cercanos como hace por ejemplo España.

Los países de su entorno norte (ya que es la única zona no marítima que rodea al país) son comparativamente mucho más pobres que él, por lo que no puede depender de demandarles energía. Para ello y gracias a la gran cantidad de minas de carbón que posee a lo largo de todo el desierto del Kalahari ha construído con ayuda de otros países europeos numerosas centrales térmicas.

Uno de los puntos más importantes de su economía anteriormente y que ha generado que actualmente el país esté comparativamente tan desarrollado es la gran riqueza de minerales que fueron explotados de forma salvaje durante los años 50, 60 y 70 por muchas colonias holandesas en su país. Diamantes y rubíes fueron las principales piedras preciosas que se exportaron a todo el mundo, y aunque actualmente quede alguna retahíla de pequeñas minas, la gran mayoría de éstos minerales fueron ya explotados dejando cierta parte de riqueza en el país.

Otro de los puntos claves de su economía es por supuesto el turismo, ya que algunas zonas de Ciudad del Cabo y sus alrededores están preparadas para una vida totalmente desarrollada hasta el mundo de que yo tuve la oportunidad de encontrar productos de carácter internacional en un centro comercial de marcas tan conocidas como Levi’s, Apple o Zara.

En definitiva en su aspecto macroeconómico es un país con capacidad propia de no depender de países externos, con sistemas de autoabastecimiento de energía y sobre todo capaces de atraer al turismo internacional, por lo que su mejora económica y evolución tecnológica solo pasa por una mayor inversión por parte del gobierno y de muchos de los empresarios que deseen conseguir una buena rentabilidad en dicho país.

Para seguir leyendo, sigue a la segunda parte.

</p><p>Imagen | <a href="http://www.flickr.com/photos/dvdmerwe/389219219/">DanieVDM</a></p>
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos