Compartir
Publicidad

Cómo prepararse para la próxima crisis, si viene

Cómo prepararse para la próxima crisis, si viene
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Viene una nueva crisis? La verdad es que no lo podemos saber, pero como ya hemos comentado, aunque puedan estar equivocados hay quien opina que una recesión está a punto de llegar debido a varios factores. Bien, si viniera una crisis ¿cómo nos deberíamos de preparar individualmente?

La pasada crisis pilló a muchas personas en una situación económica bastante precaria, porque aunque tenían altos ingresos, apenas ahorraban. Este comportamiento lo hemos reproducido recientemente, pero no era sólo cuestión de ahorros, sino también de otras medidas que ayudan a que una familia pase mucho mejor una recesión en caso de venir.

Prepara tus ahorros e inversiones

Podemos empezar por un fondo para emergencias. Un fondo para emergencias es algo que deberíamos de tener contemplado para nuestras finanzas personales independientemente de la situación económica. En un fondo de emergencias tenemos líquidos entre tres y seis meses de gastos, dispuestos a ser usados en caso de necesidad. Si se acerca una crisis, mejor que sean seis que tres.

Además es mejor que disminuyas tus gastos fijos. ¿Puedes vivir en una vivienda más barata? ¿Puedes prescindir de alguna suscripción? ¿Puedes tener menos vehículos? Todo aquello que se cobra mes a mes es susceptible de bajar de precio o eliminarse. Lo ideal es tener el menor número posible de gastos fijos para que si los ingresos disminuyen, puedas mantener tu nivel de vida.

Diversifica las inversiones, es mejor no poner todos los huevos en la misma cesta. Por ejemplo en la anterior crisis vimos como personas que trabajaban en la construcción se habían endeudado para invertir en pisos, cuando llegó la crisis se encontraron con que debían dinero, no podían deshacerse de sus activos y también tenían que habían perdido su inversión.

Adicionalmente hay que plantearse si ha llegado el momento de re balancear los activos a otros de menor riesgo, que aunque serán menos rentables, nos permitirán conservar mejor el capital durante la recesión.

Gestiona tus deudas si tienes deudas que requieran altos tipos de interés (tarjetas de crédito o préstamos al consumo por ejemplo), lo mejor es que las hagas desaparecer lo antes posible. Si habitualmente requieres una línea de crédito, comprueba alternativas, puesto que puede verse reducida en tiempos de crisis o requerir de garantías adicionales.

Prepara tu empleo

13922107341_bc76054d19_o.jpg

Laboralmente también uno debe de estar listo para una recesión. El empleo es nuestra principal fuente de ingresos, y debemos cuidarla. Así como que esté lista en caso de una recesión.

Si tu industria es vulnerable, plantéate un cambio de la misma a otra que fuera a sufrir menos en caso de que hubiera una crisis. Si sufrió mucho con la anterior crisis o es altamente automatizable, quizás ha llegado el momento. Si está en decadencia porque una tecnología lo haga mejor y más barato, muy probablemente en caso de recesión se notará más.

También debemos considerar es cómo podemos aportar más valor a nuestro empleo mediante formación adicional. Si por ejemplo somos monitores deportivos y sabemos que las clases de cierto nuevo ejercicio (como en su momento fueron Pilates o Zumba) tienen cada vez más demanda, una buena idea es especializarnos en ellos, ya sea mediante cursos o mediante la certificación correspondiente.

Otra opción es que prepares tu formación con habilidades que sean útiles, aunque sea para empleos peores que el tuyo actual. Por ejemplo hace tiempo conocí a un ex empleado de banca que tras perder su empleo se había reconvertido como conductor de VTC. No era mejor que su empleo anterior, pero le permitía seguir teniendo ingresos para su familia.

Aunque es complicado, hay quien recomienda tener un trabajo adicional, que aunque sea poco nos pueda proporcionar ingresos adicionales para ahorrar o en caso de perder el trabajo principal. Por ejemplo un profesor de idiomas puede obtener dinero extra realizando traducciones, ya que en caso de que se perdiera el primer trabajo, se encontraría con un ingreso adicional independiente del primero, pero que se basa en la misma habilidad.

Adicionalmente, considera tu movilidad geográfica. Las crisis no afectan igual a todas las geografías, y claramente con la anterior se vio que otros países tuvieron menos problemas que España, e incluso dentro de España la tasa de desempleo varía mucho de una región a otra.

Pregunta a los lectores, ¿qué más recomiendan para adaptarse a la próxima recesión? ¿Qué hicieron para prepararse para la crisis anterior? ¿Qué echaron de menos haber hecho antes de que explotara la burbuja inmobiliaria que hubieran podido haber hecho?

En El Blog Salmón | ¿Estamos a punto de volvérnosla a pegar?

Más información | CNN, NerdWallet, Yahoo! Finance

Imagen | robhowells87

Imagen | Gonmi

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio