Compartir
Publicidad
Publicidad

Las familias son cada día más pobres, ya no se pueden bajar más los salarios

Las familias son cada día más pobres, ya no se pueden bajar más los salarios
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad



Hoy vamos a hacer cuentas de economía doméstica y cómo las familias son cada día más pobres. Tal y como vemos en la infografía superior que se ha publicado en Actibva, los gastos del hogar han crecido el doble que los salarios en el periodo 2002/2009 (últimos datos oficiales disponibles en ine.es y aeat.es). Si tenemos en cuenta que los gastos del hogar no paran de crecer, véase por ejemplo las partidas de vivienda y transportes y el crecimiento acumulado hasta abril de 2011 y que los salarios están planos o incluso en descenso, las perspectivas familiares no son buenas en absoluto durante la crisis. Es más la única manera de mantener el nivel de gasto del 2002 hubiera sido con un crecimiento salarial medio de 5.000 euros en estos años.

Las recetas de la productividad, competitividad y mejora de los indicadores macro van orientadas siempre a mejorar estos datos, por lo que las recetas que siempre se han planteado son la mejora de la productividad vía contracción de salarios y el aumento de las exportaciones.


Si partimos de la premisa de que la principal fuente de ingresos en las familias son las rentas del trabajo y que el mayor peso específico de la demanda interna se encuentra sobre las familias, aquí tenemos un problema de destrucción de clase media evidente. Si subimos los salarios de golpe, el IPC se dispara y la competitividad cae por los suelos por el propio aumento de precios de nuestros productos y si no los subimos, las familias serán cada día más pobres, tal y como está ocurriendo desde el 2002 y a día de hoy, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que el suelo de la contracción salarial anda muy cerca para casi todos.

Las recetas pasan sólo por la mejora tecnológica, la mejora de la cualificación personal y la capacitación que necesitan las empresas para producir más y mejor con mayores recursos tecnológicos, que no sean intensivos en mano de obra dentro de lo posible y sin seguir penalizando los salarios.

Los economistas y las empresas tenemos que ser conscientes de que la vaca de contracción salarial ha llegado casi al límite y como es obvio, donde no queda, no se puede rascar más. También podemos culpar de la situación a la burbuja inmobiliaria y a los gastos asociados a la vivienda, como caminos de empobrecimiento de las familias, pero lo que hay que hacer no es mirar atrás para buscar los orígenes del caos, sino mirar adelante para que la sociedad prospere en su conjunto.

En El Blog Salmón | El banco de España culpa del desempleo a los salarios que no bajan, Más expertos recomendando congelar salarios, ¿Dónde está la subida salarial?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos