Compartir
Publicidad

Bomberos toreros, bomberos pirómanos: Solbes y Centeno

Bomberos toreros, bomberos pirómanos: Solbes y Centeno
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo malo de la actual crisis para aquellos que escribimos sobre ella es la velocidad que han tomado los acontecimientos. Apenas te dejan tiempo para la reflexión. Las noticias dejan de serlo al cabo de minutos, y cuando acabas de terminar de darle forma a algún tema de interés, la actualidad lo ha dejado momificado. Llevo queriendo escribir esta entrada desde el viernes pasado, pero las obligaciones personales y laborales me lo han impedido. Me temo que llego tarde, y alguno pensará que puedo ir con ventaja, pero doy mi palabra de que no es así.

Lo cierto es que igual fue mejor no haberla escrito hasta ahora, de cara a bajarme los malos humos. Y es que, precisamente se me venia una imagen relacionada con el fuego a la cabeza. ya hace tiempo que tenía a la de Solbes como bombero torero a su pesar, pero el viernes descubría la de Roberto Centeno como bombero pirómano. Y como diría César Vidal, compañero de emisora de este último, es que los hechos son los siguientes.

Hasta hace pocos días la crisis financiera como tal no se había planteado con crudeza en España. La crisis económica, esa que sistemáticamente había negado Solbes si, pero la crisis financiera entendida como una perdida de confianza en el sistema bancario español, no. Todos eramos conscientes de que el debilitamiento económico unido al cierre de los mercados mayoristas iba a hacer que las entidades financieras dijesen adiós a los años de vino y rosas, pero no mucho más allá. Era una franca minoría la que albergaba dudas sobre la viabilidad de la Banca española, y lo que es más importante, sobre la seguridad de los depósitos a ella confiada. Pues bien, para una vez que abre la boca, el amigo Solbes comienza garantizando los depósitos de los españoles, diciendo que la Banca española esta fuera de peligro.

Esta manifestación, en vez de calmar a los pocos que creían lo contrario despierta el miedo en aquellos que no pensaban en tal posibilidad. ¿Quién dice que lo garantiza?, ¿Solbes? Si algo debe tener un Ministro de Economía es credibilidad. Solbes carece actualmente de ella, en parte por su pasado, y en parte por haberse negado a reconocer lo evidente. Con sus manifestaciones lo único que ha hecho es trasladar su descrédito a la Banca española (¿quién le asesora en materia de comunicación?). Si se me permite el símil, el aval de Solbes es de esos que acaban fastidiando, por cuestión de imagen, operaciones perfectamente viables. Y con razón, ya que poco después de hacer estas manifestaciones, se sube al carro del incremento de los Fondos de Garantía y comienza a poner en duda sus propias afirmaciones. Insisto, su credibilidad es inexistente. Volviendo al ejemplo taurino, esta convirtiendo algo muy serio en una farsa, y esta claro que la corrida le viene grande. Lo malo es que la cornada nos la van a pegar a nosotros.

Pero no esta solo. El viernes leo, en el Blog de Roberto Centeno, economista y colaborador de la Cope, las siguientes recomendaciones en respuesta a los lectores preocupados por el bombero torero Solbes:

Primera. Saquen los depósitos superiores a 20.000 euros, los que están garantizados, y llévenlos a entidades seguras, les doy cuatro nombres pero hay más: Santander, BBVA, Bankinter o Barclays. ¡NO SE FIEN PARA NADA DE LO QUE LE DIGA EL JEFE DE LA SUCURSAL! Segunda. Si les complica sacarlo, inviertan los depósitos superiores a 20.000 euros en la misma entidad donde lo tengan en letras o bonos del tesoro, a un año las letras o a dos tres años los bonos.

Me parecen una absoluta barbaridad, especialmente la primera afirmación. Me resultan impropias de alguien que, como economista y trabajador de un medio de comunicación, tiene la obligación de transmitir sus conocimientos de un determinado modo y manera. Me parece que, quizás espoleado por intereses ideológicos, esta jugando al bombero pirómano:

¿Qué es eso de que hay más entidades seguras pero solo nombra cuatro? Al hacerlo esta marcando a todas las demás, las que el entiende como inseguras a la par que las seguras. Es totalmente irresponsable manchar la imagen de la competencia de ese modo. Pero voy más allá, ¿en qué se basa para elegir las recomendadas? El mercado esta castigando de mala manera a Barclays, y la borrasca británica es fuerte. Respecto a las españolas que cita, ¿podría decirme cual es el ratio BIS de Bankinter, o cual fue su papel en la colocación a clientes de productos Lehman? Las otras dos entidades tienen una fuerte exposición a los mercados sudamericanos, y en menor medida al norteamericano. Este ya sabemos que esta devorando, como agujero negro, todo activo bancario, pero es que el Cono Sur empieza a sufrir, y de que manera, el azote de las turbulencias.

¿Quiero decir con ésto que son malas opciones? No necesariamente, lo que me gustaría es que cuando se recomienda algo se justifique y no se de como verdad dogmática. Por tanto, antes de lanzar un eslogan, o una frase fácil, midamos un poquito las consecuencias.

Por otro lado, con afirmaciones como las que hace, alimenta la teoría de la profecía autocumplida. No se si hay entidades en dificultades tan graves como para temer por los depósitos. Pero si la gente hace caso a estas voces esta claro que las habrá, ya que como muy bien sabe, aqui y en el Himalaya, hoy y en el pasado, el negocio bancario se basa en el apalancamiento y en la confianza. ¿O es que lo sabe y pretende minar esta última aún más de lo que ya lo esta?

Por otro lado, pensar que las finanzas públicas, que el Estado, permanecería inmune a una caída másivo de los Bancos me parece de un optimismo sorprendente en medio de esa visión catastrofista. Ya veríamos entonces de que sirven los 20 mil, o los 100 mil, o esa Letra del Tesoro.

Un poquito de por favor...

En El Blog Salmón|España elevará el Fondo de Garantía de Depósitos, Las empresas, Libertad Digital, y los polvorones en el desierto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio