Estos son los mejores dividendos del IBEX35

Estos son los mejores dividendos del IBEX35
1 comentario
HOY SE HABLA DE

La remuneración del accionista a través del dividendo es uno de los criterios favoritos de parte de los inversores en el momento de diseñar su cartera de inversión. Buscar empresas grandes con ingresos estables cuyo potencial de crecimiento es limitado y parte o gran parte de sus beneficios son para sus accionistas.

Y es que la política de distribución de beneficios de las empresas es una señal fiable para los inversores en cuanto a las perspectivas de rentabilidad a lo largo del ciclo económico. En consecuencia, la rentabilidad de los dividendos se utiliza a menudo como criterio para definir la estrategia de inversión dentro de los mercados de renta variable.

Las empresas europeas se han posicionado en este tipo de remuneración para el accionista. De hecho, la rentabilidad total media del índice Eurostoxx desde 1991 hasta 2020 ha rondado el 7,5% anual, el pago de dividendos ha representado aproximadamente un tercio (35%) del rendimiento de la renta variable europea.

Y dentro de Europa, el Ibex 35 se ha posicionado como un índice con una elevada rentabilidad por dividendo que ha promediado alrededor de un 4% históricamente, aunque hoy es del 2,67%.

Pero hoy ¿cuáles son los valores del selectivo que ofrecen la mejor rentabilidad por dividendo?

TOP 5 de las empresas del Ibex con mejor rentabilidad por dividendo

Las empresas que mejor posicionadas están por criterio de rentabilidad por dividendo son Endesa (eléctrica), Enagás (gas, agua y multiservicios), Mapfre (aseguradora), Red Eléctrica (operador del sistema eléctrico) y Repsol (energética y petroquímica). Todas ellas con una rentabilidad por dividendo por encima del 5%.

En el caso de Endesa, ofrece la rentabilidad por dividendo más elevada del 9,17%, más del doble que la media de su sector (4,10%). Si nos adentramos en sus resultados vemos que ofrece un pago del dividendo superior al beneficio (payout sobre beneficios del 112,42%).

Esto nos podría inquietar pero recordemos que el beneficio es un resultado contable. Si miramos el flujo de caja se cubre perfectamente 73,28%, 2,47 euros por acción, superior al dividendo por acción pagado por la compañía de 1,81 euros.

Seguidamente tenemos a Enagás con una rentabilidad por dividendo del 8,38%. Una referencia que es superior a la ofertada tanto por la media del mercado como por empresas de España. También es más grande que el promedio del sector. Nos ocurre lo mismo que en el caso anterior, el payout sobre beneficios es más grande que el pago que el dividendo, pero el flujo de caja lo aguanta (76,47%).

Pero hay una diferencia importante entre estos dos valores. Endesa cayó un 12,30% en los últimos 12 meses, mientras que Enagás subió un 8,80%. El Ibex durante este período a ofrecido una rentabilidad del 4,23%.

El sector financiero afectado por los bajos tipos de interés ha estado machacado en los últimos años. Pero las aseguradoras que estén bien gestionadas puede prosperar gracias a un negocio principal sólido y no tener que preocuparse por los intereses que gana para apuntalar los beneficios. Lo mejor de todo es que las aseguradoras bien administradas son motores de ingresos. Las primas llegan cada mes, con dinero de sobra para dividendos regulares. Y este es el caso de Mapfre con una rentabilidad por dividendo del 7,17% perfectamente soportado por su beneficio (45,15%) y su flujo de caja (87,50%).

Para los inversores que buscan compañías de dividendos sólidos como una roca, los monopolios naturales pueden ser una alternativa inteligente a considerar. Este es el caso de Red Eléctrica, que ofrece a sus inversores una rentabilidad por 5,37%, muy cerca del promedio histórico en los últimos cinco años (5,51%) en el que hemos visto un máximo en su rentabilidad por dividendo del 7,61% y un mínimo del 3,88%.

En último lugar tenemos a Repsol. La cotización de la petrolera ha vuelto a los niveles entre 12 y 14 euros que se situaba antes de la crisis covid y ofrece una rentabilidad por dividendo del 5,03%. En este caso, la rentabilidad por dividendo del valor ha promediado un 7,59% y en el punto más crítico del mercado en la crisis llegó a situarse en el 17,17% (23 de marzo de 2020).

Temas
Inicio